LA REFORMA FISCAL EN ESPAÑA DE 2015 Y 2016 Y LAS NOVEDADES EN LOS REGÍMENES ESPECIALES DEL IMPUESTO SOBRE SOCIEDADES: CONSOLIDACIÓN FISCAL, PYMES Y LEASING (REFORMA RAJOY 2015 - 2016)

Última actualización de este artículo: 19 de julio de 2016.

En esta sección, dedicada a la reforma fiscal de 2015 y 2016 (Reforma Rajoy 2015 - 2016), se ha tomado en consideración el conjunto normativo aprobado hasta el inicio de la XII legislatura (19 de julio de 2016). A partir de esta fecha se cierra esta sección y, por lo tanto, las sucesivas novedades se publicarán, como es habitual, en la sección de Noticias Actuales. Además, el resto de las secciones de la web, en las que se puede consultar la fiscalidad de los diferentes productos financieros, actividades empresariales, etc, continúan siendo actualizadas con regularidad por lo que si lo que se desea es consultar el estado actual de un producto financiero o la actualidad respecto de algún otro aspecto concreto se puede realizar accediendo a la sección correspondiente.

Respecto de la presente sección dedicada a la Reforma Rajoy empezaremos indicando que todos los aspectos tratados en esta sección deben considerarse ya aprobados y con entrada en vigor desde 1 de enero de 2015, salvo que expresamente se indique que su entrada en vigor tiene lugar en fecha distinta.

LA REFORMA FISCAL Y EL RÉGIMEN DE CONSOLIDACIÓN FISCAL EN EL IMPUESTO SOBRE SOCIEDADES (GRUPOS FISCALES)

No podrán formar parte de los grupos fiscales las entidades dependientes que estén sujetas al Impuesto sobre Sociedades a un tipo de gravamen diferente al de la entidad representante del grupo fiscal. Ahora bien, tomando en consideración que las entidades de crédito van a estar sometidas a un tipo distinto al general, y para facilitar que puedan continuar los grupos fiscales en los que forman parte entidades de crédito, se ha establecido que en el supuesto de que se cumplan todos los requisitos (salvo el de tipos de gravamen iguales) para la configuración de un grupo fiscal en el que se integre, al menos, una entidad de crédito, sea como entidad dominante o como entidad dependiente, con otras entidades sujetas al tipo general de gravamen, se podrá optar por la inclusión de las referidas entidades de crédito dentro del grupo fiscal. La inclusión requerirá la adopción del correspondiente acuerdo por parte de la entidad de crédito y, en su caso, por parte de la entidad dominante el grupo fiscal y será comunicada a la Administración tributaria.

Las sociedades para la gestión de activos, constituidas de acuerdo con lo dispuesto en la Ley 8/2012, de 30 de octubre, sobre saneamiento y venta de los activos inmobiliarios del sector financiero, se incluirán en el mismo grupo fiscal de las entidades de crédito, siempre que se cumplan los siguientes requisitos:

Primero. Que tenga una participación, directa o indirecta, al menos, del 75 por ciento del capital social y se posea la mayoría de los derechos de voto de otra u otras entidades que tengan la consideración de dependientes el primer día del período impositivo en que sea de aplicación este régimen de tributación. El porcentaje anterior será de, al menos, el 70 por ciento del capital social, si se trata de entidades cuyas acciones estén admitidas a negociación en un mercado regulado. Este último porcentaje también será aplicable cuando se tengan participaciones indirectas en otras entidades siempre que se alcance dicho porcentaje a través de entidades participadas cuyas acciones estén admitidas a negociación en un mercado regulado.

Segundo Que dicha participación y los referidos derechos de voto se mantengan durante todo el período impositivo. El requisito de mantenimiento de la participación y de los derechos de voto durante todo el período impositivo no será exigible en el supuesto de disolución de la entidad participada.

Tipo de gravamen del grupo fiscal. El tipo de gravamen del grupo fiscal será el correspondiente a la entidad representante del mismo. No obstante, en el caso de un grupo de consolidación fiscal en el que se integre, al menos, una entidad de crédito, el tipo de gravamen será del 30%.

LA REFORMA FISCAL Y LAS ENTIDADES DE REDUCIDA DIMENSIÓN EN EL IMPUESTO SOBRE SOCIEDADES: LA RESERVA DE NIVELACIÓN Y OTRAS NOVEDADES

1.-Se mantiene en 10 millones de euros la cifra de negocios que permite aplicar este régimen especial pero se establece que no resultarán de aplicación estos incentivos cuando la entidad tenga la consideración de entidad patrimonial.

2.-Se eliminan los tipos de gravamen específicos para entidades de reducida dimensión. No obstante, en el ejercicio 2015 los tipos que se aplicarán serán los siguientes:

-Por la parte de base imponible comprendida entre 0 y 300.000 euros, al tipo del 25%.

-Por la parte de base imponible restante, al tipo del 28%.

Cuando el período impositivo tenga una duración inferior al año, la parte de la base imponible que tributará al tipo del 25% será la resultante de aplicar a 300.000 euros la proporción en la que se hallen el número de días del período impositivo entre 365 días, o la base imponible del período impositivo cuando esta fuera inferior.

3.-Se permite aplicar la reserva de nivelación de bases imponibles:

Las entidades que apliquen el tipo de gravamen del 25% podrán minorar su base imponible positiva hasta el 10% de su importe. En todo caso, la minoración no podrá superar el importe de 1 millón de euros. Si el período impositivo tuviera una duración inferior a un año, el importe de la minoración no podrá superar el resultado de multiplicar 1 millón de euros por la proporción existente entre la duración del período impositivo respecto del año.

Estas cantidades minoradas de la base imponible se adicionarán a la base imponible de los períodos impositivos que concluyan en los 5 años inmediatos y sucesivos a la finalización del período impositivo en que se realice dicha minoración, siempre que el contribuyente tenga una base imponible negativa, y hasta el importe de la misma. El importe restante se adicionará a la base imponible del período impositivo correspondiente a la fecha de conclusión del referido plazo.

El contribuyente deberá dotar una reserva por el importe de la minoración realizada que será indisponible hasta el período impositivo en que se produzca la adición a la base imponible de la entidad de dichas cantidades.

La reserva deberá dotarse con cargo a los resultados positivos del ejercicio en que se realice la minoración en base imponible. En caso de no poderse dotar esta reserva, la minoración estará condicionada a que la misma se dote con cargo a los primeros resultados positivos de ejercicios siguientes respecto de los que resulte posible realizar esa dotación.

A estos efectos, no se entenderá que se ha dispuesto de la referida reserva, en los siguientes casos:

a) Cuando el socio o accionista ejerza su derecho a separarse de la entidad.

b) Cuando la reserva se elimine, total o parcialmente, como consecuencia de operaciones a las que resulte de aplicación el Régimen fiscal especial de las fusiones, escisiones, aportaciones de activos, canje de valores y cambio de domicilio social de una Sociedad Europea o una Sociedad Cooperativa Europea de un Estado miembro a otro de la Unión Europea.

c) Cuando la entidad deba aplicar la referida reserva en virtud de una obligación de carácter legal.

Esta minoración se tendrá en cuenta a los efectos de determinar los pagos fraccionados cuando sean determinados sobre la parte de la base imponible del período de los 3, 9 u 11 primeros meses de cada año natural.

Las cantidades destinadas a la dotación de esta reserva no podrán aplicarse, simultáneamente, al cumplimiento de la reserva de capitalización establecida en el artículo 25 LIS 27/2014, ni de la Reserva para Inversiones en Canarias prevista en el artículo 27 de la Ley 19/1994, de 6 de julio, de modificación del Régimen Económico y Fiscal de Canarias.

El incumplimiento de los requisitos expuestos determinará la integración en la cuota íntegra del período impositivo en que tenga lugar el incumplimiento, la cuota íntegra correspondiente a las cantidades que han sido objeto de minoración, incrementadas en un 5 por ciento, además de los intereses de demora.

LA REFORMA FISCAL Y EL RÉGIMEN ESPECIAL DE DETERMINADOS CONTRATOS DE ARRENDAMIENTO FINANCIERO (LEASING) EN EL IMPUESTO SOBRE SOCIEDADES

Con carácter general el régimen fiscal especial del leasing en el Impuesto sobre Sociedades exige que el importe anual de la parte de las cuotas de arrendamiento financiero correspondiente a la recuperación del coste del bien deberá permanecer igual o tener carácter creciente a lo largo del período contractual; pues bien, la normativa vigente ya había previsto que dicho requisito no sea exigido en los contratos de arrendamiento financiero vigentes cuyos períodos anuales de duración se inicien dentro de los años 2009, 2010, 2011, 2012, 2013, 2014 y 2015.

Ahora la LIS 2014 establece que en los contratos de arrendamiento financiero vigentes cuyos períodos anuales de duración se inicien dentro del año 2015, no será exigido el requisito de que el importe anual de la parte de las cuotas de arrendamiento financiero correspondiente a la recuperación del coste del bien deba permanecer igual o tener carácter creciente a lo largo del período contractual. Pero, además, se añade como requisito a tomar en cuenta para el año 2015 que “El importe anual de la parte de esas cuotas en ese período no podrá exceder del 50 por ciento del coste del bien, caso de bienes muebles, o del 10 por ciento de dicho coste, tratándose de bienes inmuebles o establecimientos industriales

PÁGINA SIGUIENTE

Si deseas contactar con nosotros puedes escribirnos apromocion@inviertoyahorro.com o seguirnos en:

Invierto y Ahorro en FacebookInvierto y Ahorro en Linkedin

© Invierto y Ahorro Aviso Legal