LA REFORMA FISCAL DE ESPAÑA DE 2015 Y 2016 (REFORMA RAJOY 2015 - 2016)

Última actualización de este artículo: 19 de julio de 2016.

En esta sección, dedicada a la reforma fiscal de 2015 y 2016 (Reforma Rajoy 2015 - 2016), se ha tomado en consideración el conjunto normativo aprobado hasta el inicio de la XII legislatura (19 de julio de 2016). A partir de esta fecha se cierra esta sección y, por lo tanto, las sucesivas novedades se publicarán, como es habitual, en la sección de Noticias Actuales. Además, el resto de las secciones de la web, en las que se puede consultar la fiscalidad de los diferentes productos financieros, actividades empresariales, etc, continúan siendo actualizadas con regularidad por lo que si lo que se desea es consultar el estado actual de un producto financiero o la actualidad respecto de algún otro aspecto concreto se puede realizar accediendo a la sección correspondiente.

Respecto de la presente sección dedicada a la Reforma Rajoy empezaremos indicando que todos los aspectos tratados en este sección deben considerarse ya aprobados y con entrada en vigor desde 1 de enero de 2015, salvo que expresamente se indique que su entrada en vigor tiene lugar en fecha distinta.

NOVEDADES EN IRPF - RENDIMIENTOS DEL TRABAJO: IMPUTACIÓN DE SEGUROS QUE CUBRAN CONJUNTAMENTE JUBILACIÓN Y FALLECIMIENTO O INCAPACIDAD

Se modifica la letra f) del apartado 1 del artículo 17, que queda redactada de la siguiente forma:

«f) Las contribuciones o aportaciones satisfechas por los empresarios para hacer frente a los compromisos por pensiones en los términos previstos por la disposición adicional primera del texto refundido de la Ley de regulación de los planes y fondos de pensiones, y en su normativa de desarrollo, cuando aquellas sean imputadas a las personas a quienes se vinculen las prestaciones. Esta imputación fiscal tendrá carácter voluntario en los contratos de seguro colectivo distintos de los planes de previsión social empresarial, debiendo mantenerse la decisión que se adopte respecto del resto de primas que se satisfagan hasta la extinción del contrato de seguro. No obstante, la imputación fiscal tendrá carácter obligatorio en los contratos de seguro de riesgo. Cuando los contratos de seguro cubran conjuntamente las contingencias de jubilación y de fallecimiento o incapacidad, será obligatoria la imputación fiscal de la parte de las primas satisfechas que corresponda al capital en riesgo por fallecimiento o incapacidad, siempre que el importe de dicha parte exceda de 50 euros anuales. A estos efectos se considera capital en riesgo la diferencia entre el capital asegurado para fallecimiento o incapacidad y la provisión matemática.

No obstante lo previsto en el párrafo anterior, en todo caso, la imputación fiscal de primas de los contratos de seguro antes señalados será obligatoria por el importe que exceda de 100.000 euros anuales por contribuyente y respecto del mismo empresario, salvo en los seguros colectivos contratados a consecuencia de despidos colectivos realizados de conformidad con lo dispuesto en el artículo 51 del Estatuto de los Trabajadores

Antes tenía la siguiente redacción:

f) Las contribuciones o aportaciones satisfechas por los empresarios para hacer frente a los compromisos por pensiones en los términos previstos por la disposición adicional primera del Texto Refundido de la Ley de regulación de los planes y fondos de pensiones, y en su normativa de desarrollo, cuando aquellas sean imputadas a las personas a quienes se vinculen las prestaciones. Esta imputación fiscal tendrá carácter voluntario en los contratos de seguro colectivo distintos de los planes de previsión social empresarial, debiendo mantenerse la decisión que se adopte respecto del resto de primas que se satisfagan hasta la extinción del contrato de seguro. No obstante, la imputación fiscal tendrá carácter obligatorio en los contratos de seguro de riesgo. La imputación fiscal no tendrá carácter obligatorio en los contratos de seguro en los que se cubran conjuntamente las contingencias de jubilación y de fallecimiento o incapacidad.

No obstante lo previsto en el párrafo anterior, en todo caso, la imputación fiscal de primas de los contratos de seguro antes señalados será obligatoria por el importe que exceda de 100.000 euros anuales por contribuyente y respecto del mismo empresario, salvo en los seguros colectivos contratados a consecuencia de despidos colectivos realizados de conformidad con lo dispuesto en el artículo 51 del Estatuto de los Trabajadores.”

NOVEDADES EN IRPF - RENDIMIENTOS DEL TRABAJO: EXENCIONES INDEMNIZACIONES POR DESPIDO O CESE DEL TRABAJADOR

Entrada en vigor límites exención en IRPF al despido de la reforma fiscal de España: desde 29 de noviembre de 2014 El importe de la indemnización exenta por despido o cese del trabajador tendrá como límite la cantidad de 180.000 euros. Este límite entra en vigor el 29 de noviembre de 2014 pero además se añade que no resultará de aplicación a las indemnizaciones por despidos o ceses producidos con anterioridad a 1 de agosto de 2014 y tampoco resultará de aplicación a los despidos que se produzcan a partir de esta fecha cuando deriven de un expediente de regulación de empleo aprobado, o un despido colectivo en el que se hubiera comunicado la apertura del período de consultas a la autoridad laboral, con anterioridad a dicha fecha.

NOVEDADES EN IRPF - RENDIMIENTOS DEL TRABAJO: PORCENTAJES DE REDUCCIÓN APLICABLES A DETERMINADOS RENDIMIENTOS DEL TRABAJO

La reducción por rendimientos del trabajo con período de generación superior a dos años se reduce del 40% al 30% y queda configurada del modo siguiente:

-Se aplicará la reducción del 30% en el caso de rendimientos íntegros que tengan un período de generación superior a dos años, así como aquellos que se califiquen como obtenidos de forma notoriamente irregular en el tiempo, cuando, en ambos casos, se imputen en un único período impositivo. Además debe de tenerse en cuenta que tratándose de rendimientos derivados de la extinción de una relación laboral, común o especial, se considerará como período de generación el número de años de servicio del trabajador y que en caso de que estos rendimientos se cobren de forma fraccionada, el cómputo del período de generación deberá tener en cuenta el número de años de fraccionamiento.

-Esta reducción del 30% no resultará de aplicación a los rendimientos que tengan un período de generación superior a dos años cuando, en el plazo de los cinco períodos impositivos anteriores a aquél en el que resulten exigibles, el contribuyente hubiera obtenido otros rendimientos con período de generación superior a dos años, a los que hubiera aplicado esta reducción (para computar este limitación no se tomarán en cuenta las posibles reducciones practicadas con motivo de rendimientos derivados de la extinción de una relación laboral, común o especial, que haya sido percibida en los cinco períodos impositivos anteriores). A efectos de practicar retenciones por rendimientos del trabajo el pagador, en el caso de los rendimientos con período de generación superior a dos años, tendrá en cuenta aquéllos a los que previamente hubiera aplicado la reducción del 30% para el cálculo del tipo de retención o ingreso a cuenta de dicho trabajador en los cinco períodos impositivos anteriores, salvo que el trabajador le comunique que dicha reducción no se aplicó en su posterior autoliquidación por el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas.

-La cuantía del rendimiento íntegro sobre la que se aplicará la citada reducción no podrá superar el importe de 300.000 euros anuales.

-Sin perjuicio del expresado límite de 300.000 euros anuales se tendrá en cuenta que en el caso de rendimientos del trabajo cuya cuantía esté comprendida entre 700.000,01 euros y 1.000.000 de euros y deriven de la extinción de la relación laboral, común o especial, o bien de la relación mercantil de los administradores y miembros de los Consejos de Administración, de las Juntas que hagan sus veces y demás miembros de otros órganos representativos, o de ambas, la cuantía del rendimiento sobre la que se aplicará la reducción no podrá superar el importe que resulte de minorar 300.000 euros en la diferencia entre la cuantía del rendimiento y 700.000 euros.

-Cuando la cuantía de los rendimientos obtenidos fuera igual o superior a 1.000.000 de euros, la cuantía de los rendimientos sobre la que se aplicará la reducción del 30% será cero.

-A estos efectos, se tendrá en cuenta que la cuantía total del rendimiento del trabajo a considerar vendrá determinada por la suma aritmética de los rendimientos del trabajo procedentes de la propia empresa o de otras empresas del grupo de sociedades, con independencia del período impositivo al que se impute cada rendimiento.

-El 30% de reducción será aplicado, sin las limitaciones indicadas anteriormente, en el caso de pensiones y haberes pasivos percibidos de los regímenes públicos de la Seguridad Social y clases pasivas y demás prestaciones públicas por situaciones de incapacidad, jubilación, accidente, enfermedad, viudedad, o similares, así como en el caso de prestaciones percibidas por los beneficiarios de mutualidades generales obligatorias de funcionarios, colegios de huérfanos y otras entidades similares; siempre que se perciban en forma de capital y siempre que hayan transcurrido más de dos años desde la primera aportación (el plazo de dos años no resultará exigible en el caso de prestaciones por invalidez).

NOVEDADES EN IRPF - RENDIMIENTOS DEL TRABAJO: GASTOS DEDUCIBLES

Se aceptan como gastos deducibles en concepto de otros gastos (tomando como límite el rendimiento íntegro del trabajo una vez minorado por el resto de gastos deducibles):

-Con carácter general: 2.000 euros anuales.

-Tratándose de contribuyentes desempleados inscritos en la oficina de empleo que acepten un puesto de trabajo que exija el traslado de su residencia habitual a un nuevo municipio, en las condiciones que reglamentariamente se determinen, se incrementará la cuantía de 2.000 euros de otros gastos de rendimientos del trabajo, en el periodo impositivo en el que se produzca el cambio de residencia y en el siguiente, en 2.000 euros anuales adicionales.

-Tratándose de personas con discapacidad que obtengan rendimientos del trabajo como trabajadores activos, se incrementará la cuantía de 2.000 euros de otros gastos de rendimientos del trabajo en 3.500 euros anuales. Dicho incremento será de 7.750 euros anuales, para las personas con discapacidad que siendo trabajadores activos acrediten necesitar ayuda de terceras personas o movilidad reducida, o un grado de discapacidad igual o superior al 65%.

NOVEDADES EN IRPF - RENDIMIENTOS DEL TRABAJO: REDUCCIÓN POR OBTENCIÓN DE RENDIMIENTOS DEL TRABAJO

Los contribuyentes con rendimientos netos del trabajo inferiores a 14.450 euros siempre que no tengan rentas, excluidas las exentas, distintas de las del trabajo superiores a 6.500 euros, minorarán el rendimiento neto del trabajo en las siguientes cuantías:

a) Contribuyentes con rendimientos netos del trabajo iguales o inferiores a 11.250 euros: 3.700 euros anuales.

b) Contribuyentes con rendimientos netos del trabajo comprendidos entre 11.250 y 14.450 euros: 3.700 euros menos el resultado de multiplicar por 1,15625 la diferencia entre el rendimiento del trabajo y 11.250 euros anuales.

Deberá tomarse en consideración que como consecuencia de la aplicación de esta reducción el saldo resultante no podrá ser negativo.

Desaparecen como elementos para cuantificar la reducción las situaciones relativas a trabajadores activos mayores de 65 años que continúen o prolonguen la actividad laboral así como las de contribuyentes desempleados inscritos en la oficina de empleo que acepten un puesto de trabajo que exija el traslado de su residencia habitual a un nuevo municipio y la acreditación de discapacidad pero ahora, estos dos últimos, influirán en los gastos deducibles. No obstante, los contribuyentes que hubieran tenido derecho a aplicar en 2014 la reducción relativa a contribuyentes desempleados inscritos en la oficina de empleo que acepten un puesto de trabajo que exija el traslado de su residencia habitual a un nuevo municipio, conforme a su redacción vigente a 31 de diciembre de 2014, como consecuencia de haber aceptado en dicho ejercicio un puesto de trabajo, y que continúen desempeñando dicho trabajo en el período impositivo 2015, podrán aplicar en el ejercicio 2015 la reducción a que se refería la antigua normativa, en su redacción vigente a 31 de diciembre de 2014, o bien la reducción como gastos deducibles de la normativa actual (aunque a efectos de calcular las retenciones sobre los rendimientos del trabajo, el pagador minorará la cuantía total de las retribuciones de trabajo en la reducción prevista en el apartado 1 del artículo 20 LIRPF en su redacción en vigor a 31 de diciembre de 2014 y no resultará de aplicación lo dispuesto en el segundo párrafo de la letra f) del apartado 2 del artículo 19 LIRPF en su redacción a partir de 1 de enero de 2015).

NOVEDADES EN IRPF - RENDIMIENTOS DEL TRABAJO - RENTAS EN ESPECIE: PRIMAS SATISFECHAS A SEGUROS DE ENFERMEDAD

Con efectos desde 1 de enero de 2016 y vigencia indefinida se eleva el importe de la retribución del trabajo en especie exenta derivada de las primas satisfechas por el empleador a seguros de enfermedad del trabajador, cuando la persona objeto de tal cobertura sea una persona con discapacidad: El límite máximo de 500 euros por persona será de 1.500 euros cuando tengan discapacidad.

NOVEDADES EN IRPF - RENDIMIENTOS DEL TRABAJO - RENTAS EN ESPECIE: ENTREGA DE ACCIONES O PARTICIPACIONES A LOS TRABAJADORES

La exención por entrega de acciones a trabajadores queda regulada del modo siguiente:

Estarán exentos los rendimientos del trabajo en especie consistentes en la entrega a los trabajadores en activo, de forma gratuita o por precio inferior al normal de mercado, de acciones o participaciones de la propia empresa o de otras empresas del grupo de sociedades, en la parte que no exceda, para el conjunto de las entregadas a cada trabajador, de 12.000 euros anuales, siempre que la oferta se realice en las mismas condiciones para todos los trabajadores de la empresa, grupo o subgrupos de empresa y realicen en los siguientes supuestos:

1.º La entrega de acciones o participaciones de una sociedad a sus trabajadores.

2.º En el caso de los grupos de sociedades en los que concurran las circunstancias previstas en el artículo 42 del Código de Comercio, la entrega de acciones o participaciones de una sociedad del grupo a los trabajadores, contribuyentes por este Impuesto, de las sociedades que formen parte del mismo subgrupo. Cuando se trate de acciones o participaciones de la sociedad dominante del grupo, la entrega a los trabajadores, contribuyentes por este Impuesto, de las sociedades que formen parte del grupo.

En los dos casos anteriores, la entrega podrá efectuarse tanto por la propia sociedad a la que preste sus servicios el trabajador, como por otra sociedad perteneciente al grupo o por el ente público, sociedad estatal o administración pública titular de las acciones.

La aplicación de la exención exigirá el cumplimiento de los siguientes requisitos:

1.º Que la oferta se realice en las mismas condiciones para todos los trabajadores de la empresa y contribuya a la participación de estos en la empresa.

En el caso de grupos o subgrupos de sociedades, el citado requisito deberá cumplirse en la sociedad a la que preste servicios el trabajador al que le entreguen las acciones.

No obstante, no se entenderá incumplido este requisito cuando para recibir las acciones o participaciones se exija a los trabajadores una antigüedad mínima, que deberá ser la misma para todos ellos, o que sean contribuyentes por este Impuesto.

2.º Que cada uno de los trabajadores, conjuntamente con sus cónyuges o familiares hasta el segundo grado, no tengan una participación, directa o indirecta, en la sociedad en la que prestan sus servicios o en cualquier otra del grupo, superior al 5%.

3.º Que los títulos se mantengan, al menos, durante tres años. El incumplimiento de este plazo de tres años motivará la obligación de presentar una autoliquidación complementaria, con los correspondientes intereses de demora, en el plazo que medie entre la fecha en que se incumpla el requisito y la finalización del plazo reglamentario de declaración correspondiente al período impositivo en que se produzca dicho incumplimiento.

NOVEDADES EN IRPF - RENDIMIENTOS DEL TRABAJO - RENTAS EN ESPECIE: UTILIZACIÓN DE VIVIENDA

-La valoración de la utilización de una vivienda que sea propiedad del pagador queda configurada del modo siguiente: Se valorará, con carácter general en el 10% del valor catastral. Ahora bien, en el caso de inmuebles localizados en municipios en los que los valores catastrales hayan sido revisados o modificados, o determinados mediante un procedimiento de valoración colectiva de carácter general, de conformidad con la normativa catastral, y hayan entrado en vigor en el período impositivo o en el plazo de los diez períodos impositivos anteriores, el 5% del valor catastral (en la anterior normativa se establecía que hubieran entrado en vigor “a partir del 1 de enero de 1994”). Además si a la fecha de devengo del impuesto los inmuebles carecieran de valor catastral o éste no hubiera sido notificado al titular, el porcentaje será del 5% y se aplicará sobre el 50% del mayor de los siguientes valores: el comprobado por la Administración a efectos de otros tributos o el precio, contraprestación o valor de la adquisición. La valoración resultante no podrá exceder del 10% de las restantes contraprestaciones del trabajo.

NOVEDADES EN IRPF - RENDIMIENTOS DEL TRABAJO - RENTAS EN ESPECIE: VEHÍCULOS

-La retribución en especie por la utilización y entrega de vehículos automóviles y la reducción de la valoración de los rendimientos del trabajo en especie derivados de la cesión de uso de vehículos automóviles eficientes energéticamente

En el caso de la utilización o entrega de vehículos automóviles la valoración de las rentas en especie se realizará del siguiente modo:

-En el supuesto de entrega, el coste de adquisición para el pagador, incluidos los tributos que graven la operación.

-En el supuesto de uso, el 20% anual del coste a que se refiere el párrafo anterior. En caso de que el vehículo no sea propiedad del pagador, dicho porcentaje se aplicará sobre el valor de mercado que correspondería al vehículo si fuese nuevo. Ahora bien, la valoración que obtengamos se podrá reducir hasta en un 30% cuando se trate de vehículos considerados eficientes energéticamente, en los términos y condiciones que se indican a continuación:

La valoración de los rendimientos del trabajo en especie correspondientes a la cesión de uso de vehículos automóviles se reducirá en un 15% cuando se trate de vehículos que cumpliendo los límites de emisiones Euro 6 previstos en el anexo I del Reglamento (CE) n.º 715/2007 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 20 de junio de 2007, sobre la homologación de tipo de los vehículos de motor por lo que se refiere a las emisiones procedentes de turismos y vehículos comerciales ligeros (Euro 5 y Euro 6) y sobre el acceso a la información relativa a la reparación y el mantenimiento de los vehículos, sus emisiones oficiales de CO2 no sean superiores a 120 g/km y el valor de mercado que correspondería al vehículo si fuera nuevo, antes de impuestos, no sea superior a 25.000 euros.

Dicha reducción será del 20% cuando, adicionalmente, se trate de vehículos híbridos o propulsados por motores de combustión interna que puedan utilizar combustibles fósiles alternativos (autogás –GLP– y Gas Natural) siempre que, en este caso, el valor de mercado que correspondería al vehículo si fuera nuevo, antes de impuestos, no sea superior a 35.000 euros.

La reducción será del 30% cuando se trate de cualquiera de las siguientes categorías de vehículos:

1.º Vehículo eléctrico de batería (BEV).

2.º Vehículos eléctrico de autonomía extendida (E-REV).

3.º Vehículo eléctrico híbrido enchufable (PHEV) con una autonomía mínima de 15 kilómetros siempre que, en este caso, el valor de mercado que correspondería al vehículo si fuera nuevo, antes de impuestos, no sea superior a 40.000 euros.

-En el supuesto de uso y posterior entrega, la valoración de esta última se efectuará teniendo en cuenta la valoración resultante del uso anterior.

NOVEDADES EN IRPF - RENDIMIENTOS DEL TRABAJO: SUPRIMIDA LA DEDUCCIÓN POR OBTENCIÓN DE RENDIMIENTOS DEL TRABAJO O DE ACTIVIDADES ECONÓMICAS

Se suprime la deducción regulada en la anterior normativa por obtención de rendimientos del trabajo o de actividades económicas y que tenía el siguiente contenido:

Los contribuyentes cuya base imponible era inferior a 12.000 euros anuales y que obtenían rendimientos del trabajo o rendimientos de actividades económicas podían deducir la siguiente cuantía:

a) Cuando la base imponible era igual o inferior a 8.000 euros anuales: 400 euros anuales.

b) cuando la base imponible estaba comprendida entre 8.000,01 y 12.000 euros anuales: 400 euros menos el resultado de multiplicar por 0,1 la diferencia entre la base imponible y 8.000 euros anuales.

NOVEDADES EN IRPF - RENDIMIENTOS DEL TRABAJO: RETENCIONES SOBRE LOS RENDIMIENTOS DEL TRABAJO DERIVADOS DE RELACIONES LABORALES O ESTATUTARIAS Y DE PENSIONES Y HABERES PASIVOS

Regulación inicialmente prevista sobre retenciones rendimientos del trabajo:

-Los atrasos que corresponda imputar a ejercicios anteriores, el porcentaje de retención e ingreso a cuenta será del 15%.

-La tarifa de retenciones será la siguiente en el ejercicio 2015:

Base: Desde eurosBase: Hasta eurosTipo Retención
0,0012.450,0020,00
12.450,0120.200,0025,00
20.200,0134.000,0031,00
34.000,0160.000,0039,00
60.000,01En adelante47,00

NOTA: Cuando en el periodo impositivo 2015 se produzcan regularizaciones del tipo de retención conforme al artículo 87 RIRPF, el nuevo tipo de retención aplicable podrá ser superior al 47% (24% con deducción Ceuta y Melilla). Más bien, parece tratarse de un error pues la redacción parece más oportuno que hubiera indicado que el nuevo tipo de retención aplicable no pueda ser superior al 47%.

-La tarifa de retenciones será la siguiente en los ejercicios 2016 y siguientes:

Base: Desde eurosBase: Hasta eurosTipo Retención
0,0012.450,0019,00
12.450,0120.200,0024,00
20.200,0135.200,0030,00
35.200,0160.000,0037,00
60.000,01En adelante45,00

-Se actualizan los importes que determina la no necesidad de practicar retención sobre los rendimientos del trabajo cuya cuantía no supere el importe anual establecido en función del número de hijos y otros descendientes y de la situación del contribuyente.

-Se realizan varios ajustes conforme a la nueva configuración de los rendimientos del trabajo así cabe mencionar que en el cálculo de las retenciones, además de tomarse en cuenta las reducciones por obtención de rendimientos del trabajo que se regulan en el artículo 20 LIRFP también se tomarán en cuenta los gastos a los que se refiere ahora la letra f) del artículo 19.2 LIRPF (2.000 euros anuales más el importe incrementado que corresponda en los supuestos de contribuyentes desempleados inscritos en la oficina de empleo que acepten un puesto de trabajo que exija el traslado de su residencia habitual a un nuevo municipio y en los supuestos de de personas con discapacidad que obtengan rendimientos del trabajo como trabajadores activos). Además al desaparecer la deducción por obtención de rendimientos del trabajo se suprime también las referencias a dicha deducción en el cálculo de las retenciones.

-El tipo de retención se expresará siempre con dos decimales (desaparece el redondeo que se aplicaba anteriormente sobre el “tipo previo de retención”).

-Se mantiene la minoración en dos enteros para aquellos trabajadores que acrediten tener derecho a deducción por inversión en vivienda habitual.

-Habiendo desaparecido como elemento para cuantificar la reducción de los rendimientos del trabajo la situación de aquellos trabajadores activos mayores de 65 años que continúen o prolonguen la actividad laboral, se procede también a eliminar esta referencia del cálculo de las retenciones a practicar sobre estos rendimientos.

Modificaciones en las retenciones sobre los rendimientos del trabajo desde julio de 2015:

En el período impositivo 2015, para determinar el tipo de retención o ingreso a cuenta a practicar sobre los rendimientos del trabajo satisfechos con anterioridad a 12 de julio a los que resulte de aplicación el procedimiento general de retención la escala de retención será la siguiente (se trata de la tarifa que estaba en vigor hasta la aprobación del Real Decreto-ley 9/2015):

Base: Desde eurosBase: Hasta eurosTipo Retención
0,0012.450,0020,00
12.450,0120.200,0025,00
20.200,0134.000,0031,00
34.000,0160.000,0039,00
60.000,01En adelante47,00

Ahora bien, a partir de 12 de julio para calcular el tipo de retención o ingreso a cuenta aplicable a los rendimientos que se satisfagan o abonen a partir de dicha fecha, la escala de retención a tomar en consideración será la siguiente (nueva tarifa aprobada por el Real Decreto-ley 9/2015):

Base: Desde eurosBase: Hasta eurosTipo Retención
0,0012.450,0019,50
12.450,0120.200,0024,50
20.200,0134.000,0030,50
34.000,0160.000,0038,00
60.000,01En adelante46,00

Los tres primeros tramos disminuyen medio punto y los dos tramos más altos disminuyen un punto entero.

El tipo de retención o ingreso a cuenta se regularizará de acuerdo con la nueva escala, si procede, en los primeros rendimientos del trabajo que se satisfagan o abonen a partir de 12 de julio. No obstante, esta regularización podrá realizarse, a opción del pagador, en los primeros rendimientos del trabajo que se satisfagan o abonen a partir de 1 de agosto, en cuyo caso, el tipo de retención o ingreso a cuenta a practicar sobre los rendimientos del trabajo satisfechos con anterioridad a esta fecha se determinará tomando en consideración la escala de retención que estaba en vigor antes de la reforma del Real Decreto-ley 9/2015.

Cuando se produzcan regularizaciones del tipo de retención de los rendimientos del trabajo con anterioridad a 12 de julio de 2015, el nuevo tipo de retención aplicable no podrá ser superior al 47%. A partir de dicha fecha, el tipo máximo de retención resultante de las regularizaciones efectuadas será el 46%, salvo en el supuesto de que el pagador posponga la aplicación de la nueva tarifa al mes de agosto de 2015 en cuyo caso el tipo del 47% resultará de aplicación hasta 31 de julio de 2015. Los citados porcentajes serán, respectivamente, el 24 o el 23 por ciento, cuando la totalidad de los rendimientos del trabajo se hubiesen obtenido en Ceuta y Melilla y se beneficien de la deducción prevista en el artículo 68.4 de la Ley del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas.

PÁGINA SIGUIENTE

Si deseas contactar con nosotros puedes escribirnos apromocion@inviertoyahorro.com o seguirnos en:

Invierto y Ahorro en FacebookInvierto y Ahorro en Linkedin

© Invierto y Ahorro Aviso Legal