LA REFORMA FISCAL EN ESPAÑA DE 2015 Y 2016 (REFORMA RAJOY 2015 - 2016)

Última actualización de este artículo: 19 de julio de 2016.

En esta sección, dedicada a la reforma fiscal de 2015 y 2016 (Reforma Rajoy 2015 - 2016), se ha tomado en consideración el conjunto normativo aprobado hasta el inicio de la XII legislatura (19 de julio de 2016). A partir de esta fecha se cierra esta sección y, por lo tanto, las sucesivas novedades se publicarán, como es habitual, en la sección de Noticias Actuales. Además, el resto de las secciones de la web, en las que se puede consultar la fiscalidad de los diferentes productos financieros, actividades empresariales, etc, continúan siendo actualizadas con regularidad por lo que si lo que se desea es consultar el estado actual de un producto financiero o la actualidad respecto de algún otro aspecto concreto se puede realizar accediendo a la sección correspondiente.

Respecto de la presente sección dedicada a la Reforma Rajoy empezaremos indicando que todos los aspectos tratados en este sección deben considerarse ya aprobados y con entrada en vigor desde 1 de enero de 2015, salvo que expresamente se indique que su entrada en vigor tiene lugar en fecha distinta.

LA REFORMA FISCAL Y LA INTEGRACIÓN DE RENDIMIENTOS Y GANANCIAS EN IRPF

1.-TIPOS DE RENTAS A PARTIR DE 1 DE ENERO DE 2015

-Constituyen la Renta del ahorro:

1.-Los rendimientos del capital mobiliario previstos en los apartados 1, 2 y 3 del artículo 25 LIRPF (Dividendos y participaciones en fondos propios, intereses y rendimientos obtenidos por la cesión a terceros de capitales propios así como rendimientos procedentes de operaciones de capitalización, de contratos de seguro de vida o invalidez y de rentas derivadas de la imposición de capitales). No obstante, formarán parte de la renta general los intereses y rendimientos obtenidos por la cesión a terceros de capitales propios a entidades vinculadas sobre endeudas (exceso del triple de los fondos propios) y a estos efectos se debe indicar que conforme a la nueva normativa en los supuestos en los que la vinculación se defina en función de la relación de los socios o partícipes con la entidad, la participación deberá ser igual o superior al 25% (con la anterior normativa era el 5% o el 1% en el caso de valores admitidos a negociación en un mercado regulado).

2.-Las ganancias y pérdidas patrimoniales que se pongan de manifiesto con ocasión de transmisiones de elementos patrimoniales sin distinción del tiempo de antigüedad (la anterior normativa solo incluía entre la renta del ahorro las transmisiones de “elementos patrimoniales adquiridos o de mejoras realizadas en los mismos con más de un año de antelación a la fecha de transmisión o de derechos de suscripción que correspondan a valores adquiridos, asimismo, con la misma antelación”)

-La renta general estará formada por el resto de rentas no incluidas en la renta del ahorro.

2.-INTEGRACIÓN Y COMPENSACIÓN DE RENTAS A PARTIR DE 1 DE ENERO DE 2015

La base imponible general será el resultado de sumar los siguientes saldos:

Grupo 1.-El saldo resultante de integrar y compensar entre sí, sin limitación alguna, en cada período impositivo, los rendimientos y las imputaciones que forman la renta general.

Grupo 2.-El saldo positivo resultante de integrar y compensar, exclusivamente entre sí, en cada período impositivo, las ganancias y pérdidas patrimoniales no incluidas en la renta del ahorro (las que no se pongan de manifiesto con ocasión de transmisiones de elementos patrimoniales). Si el resultado de la integración y compensación de estas ganancias y pérdidas patrimoniales arrojase saldo negativo, su importe se compensará con el saldo positivo de las rentas incluidas en el Grupo 1 (rendimientos e imputaciones que forman la renta general), obtenido en el mismo período impositivo, con el límite del 25% de dicho saldo positivo. Si tras dicha compensación todavía quedase saldo negativo, su importe se compensará en los cuatro años siguientes en el mismo orden indicado anteriormente. Por último debe destacarse que la compensación deberá efectuarse en la cuantía máxima que permita cada uno de los ejercicios siguientes y sin que pueda practicarse fuera del plazo de cuatro años mediante la acumulación a pérdidas patrimoniales de ejercicios posteriores.

La base imponible del ahorro estará constituida por el saldo positivo de sumar los siguientes saldos:

Grupo 1.- El saldo positivo resultante de integrar y compensar, exclusivamente entre sí, en cada período impositivo, los rendimientos incluidos en la renta del ahorro (apartados 1, 2 y 3 del artículo 25 LIRPF: Dividendos y participaciones en fondos propios, intereses y rendimientos obtenidos por la cesión a terceros de capitales propios así como rendimientos procedentes de operaciones de capitalización, de contratos de seguro de vida o invalidez y de rentas derivadas de la imposición de capitales). Si el resultado de la integración y compensación de estos rendimientos arrojase saldo negativo, su importe se compensará con el saldo positivo de las ganancias y pérdidas patrimoniales incluidas en la renta del ahorro (Grupo 2), obtenido en el mismo período impositivo, con el límite del 25% de dicho saldo positivo de las ganancias y pérdidas patrimoniales incluidas en la renta del ahorro (Grupo 2). Si tras dicha compensación quedase saldo negativo, su importe se compensará en los cuatro años siguientes en el mismo orden indicado anteriormente. Estas compensaciones deberán efectuarse en la cuantía máxima que permita cada uno de los ejercicios siguientes y sin que puedan practicarse fuera del plazo establecido mediante la acumulación a rentas negativas de ejercicios posteriores. A tener en cuenta que el límite del 25% en los períodos impositivos 2015, 2016 y 2017 será del 10, 15 y 20 por ciento, respectivamente.

Grupo 2.- El saldo positivo resultante de integrar y compensar, exclusivamente entre sí, en cada período impositivo, las ganancias y pérdidas patrimoniales obtenidas en el mismo que corresponde incluir en la renta del ahorro. Si el resultado de la integración y compensación de estas ganancias y pérdidas patrimoniales arrojase saldo negativo, su importe se compensará con el saldo positivo de los rendimientos incluidos en la renta del ahorro (Grupo 1), obtenido en el mismo período impositivo, con el límite del 25% de dicho saldo positivo de los rendimientos incluidos en la renta del ahorro (Grupo 1). Si tras dicha compensación todavía quedase saldo negativo, su importe se compensará en los cuatro años siguientes en el mismo orden indicado anteriormente. Estas compensaciones deberán efectuarse en la cuantía máxima que permita cada uno de los ejercicios siguientes y sin que puedan practicarse fuera del plazo establecido mediante la acumulación a rentas negativas de ejercicios posteriores. A tener en cuenta que el límite del 25% en los períodos impositivos 2015, 2016 y 2017 será del 10, 15 y 20 por ciento, respectivamente.

Las pérdidas de ejercicios anteriores se compensarán del modo siguiente:

-Las pérdidas patrimoniales de la base imponible del ahorro, en su redacción en vigor a 31 de diciembre de 2012 (transmisiones con antigüedad superior e inferior a un año; es decir, sin distinción temporal), correspondientes a los períodos impositivos 2011 y 2012 que se encuentren pendientes de compensación a 1 de enero de 2013, se seguirán compensando con el saldo de las ganancias y pérdidas patrimoniales que estén incluidas en la base imponible del ahorro.

-Las pérdidas patrimoniales de la base imponible del ahorro, en su redacción en vigor a 31 de diciembre de 2014 (transmisiones con antigüedad superior a un año), correspondientes a los períodos impositivos 2013 y 2014 que se encuentren pendientes de compensación a 1 de enero de 2015, se seguirán compensando con el saldo de las ganancias y pérdidas patrimoniales que estén incluidas en la base imponible del ahorro.

-Las pérdidas patrimoniales de la base imponible general, en su redacción en vigor a 31 de diciembre de 2012 (las puestas de manifiesto no con ocasión de transmisiones de elementos patrimoniales), correspondientes a los períodos impositivos 2011 y 2012 que se encuentren pendientes de compensación a 1 de enero de 2013, se seguirán compensando con el saldo de las ganancias y pérdidas patrimoniales que estén incluidas en la base imponible general.

-La parte del saldo negativo de la base imponible general de pérdidas patrimoniales (las puestas de manifiesto no con ocasión de transmisiones de elementos patrimoniales y por transmisiones con antigüedad igual o inferior a 1 año), en su redacción en vigor a 31 de diciembre de 2014, derivadas de pérdidas patrimoniales procedentes de transmisiones de elementos patrimoniales obtenidas en los períodos impositivos 2013 y 2014 que se encuentren pendientes de compensación a 1 de enero de 2015, se compensarán con el saldo de las ganancias y pérdidas patrimoniales que estén incluidas en la base imponible del ahorro. El resto del saldo negativo anteriormente indicado (pérdidas puestas de manifiesto no con ocasión de transmisiones de elementos patrimoniales), se seguirá compensando con el saldo de las ganancias y pérdidas patrimoniales que estén incluidas en la base imponible general.

-Los saldos negativos de los rendimientos que deban integrarse en la base imponible del ahorro (intereses negativos, seguros rescatados con pérdidas, etc.) correspondientes a los períodos impositivos 2011, 2012, 2013 y 2014, que se encuentren pendientes de compensación a 1 de enero de 2015, se seguirán compensando con rendimientos positivos que deban integrarse en la base imponible del ahorro (intereses, dividendos y seguros) tomando en cuenta el límite de 4 años.

PÁGINA SIGUIENTE

Si deseas contactar con nosotros puedes escribirnos apromocion@inviertoyahorro.com o seguirnos en:

Invierto y Ahorro en FacebookInvierto y Ahorro en Linkedin

© Invierto y Ahorro Aviso Legal