LA REFORMA FISCAL DE ESPAÑA DE 2015 Y 2016: LAS NOVEDADES EN IRPF PARA LOS AUTÓNOMOS (REFORMA RAJOY 2015 - 2016)

Última actualización de este artículo: 19 de julio de 2016.

En esta sección, dedicada a la reforma fiscal de 2015 y 2016 (Reforma Rajoy 2015 - 2016), se ha tomado en consideración el conjunto normativo aprobado hasta el inicio de la XII legislatura (19 de julio de 2016). A partir de esta fecha se cierra esta sección y, por lo tanto, las sucesivas novedades se publicarán, como es habitual, en la sección de Noticias Actuales. Además, el resto de las secciones de la web, en las que se puede consultar la fiscalidad de los diferentes productos financieros, actividades empresariales, etc, continúan siendo actualizadas con regularidad por lo que si lo que se desea es consultar el estado actual de un producto financiero o la actualidad respecto de algún otro aspecto concreto se puede realizar accediendo a la sección correspondiente.

Respecto de la presente sección dedicada a la Reforma Rajoy empezaremos indicando que todos los aspectos tratados en este sección deben considerarse ya aprobados y con entrada en vigor desde 1 de enero de 2015, salvo que expresamente se indique que su entrada en vigor tiene lugar en fecha distinta.

NOVEDADES DE LA REFORMA FISCAL EN LOS RENDIMIENTOS DE ACTIVIDADES ECONÓMICAS EN IRPF

-La normativa actual mantiene la posibilidad de que se establezcan reglas especiales para la cuantificación de determinados gastos deducibles en el caso de empresarios y profesionales en estimación directa simplificada, incluidos los de difícil justificación; aunque debe indicarse que ahora se precisa que la cuantía que con arreglo a dichas reglas especiales se determine para el conjunto de provisiones deducibles y gastos de difícil justificación no podrá ser superior a 2.000 euros anuales.

-Con efectos desde 1 de enero de 2016 se disminuye el volumen de rendimientos íntegros en el año inmediato anterior que permite aplicar la estimación objetiva:

Límites con la normativa anterior: Para el conjunto de sus actividades económicas la cuantía de 450.000 euros anuales y para el conjunto de sus actividades agrícolas y ganaderas la cuantía de 300.000 euros anuales.

Límites con la nueva redacción: Para el conjunto de sus actividades económicas, excepto las agrícolas, ganaderas y forestales, la cuantía de 150.000 euros anuales (en los ejercicios 2016 y 2017 de 250.000 euros anuales) y para el conjunto de sus actividades agrícolas, ganaderas y forestales, la cuantía de 250.000 euros anuales. Téngase además en cuenta que para los ejercicios 2016 y 2017 el límite respecto del volumen de los rendimientos íntegros del año inmediato anterior que corresponda a operaciones por las que estén obligados a expedir factura cuando el destinatario sea un empresario o profesional que actúe como tal, de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 2.2.a) del Reglamento por el que se regulan las obligaciones de facturación, que estaba establecido en 75.000 euros anuales, se eleva a 125.000 euros.

- Con efectos desde 1 de enero de 2016 se disminuye el límite el volumen de las compras en bienes y servicios, excluidas las adquisiciones de inmovilizado:

Límite con la normativa anterior: 300.000 euros anuales.

Límite con la nueva redacción: 150.000 euros anuales (en los ejercicios 2016 y 2017 de 250.000 euros anuales).

-Además se establece que la Orden por la que se desarrollen los módulos para el año 2016 no incluirá en su ámbito de aplicación las actividades incluidas en la división 3, 4 y 5 de la sección primera de las Tarifas del IAE a las que sea de aplicación el artículo 101.5 d) LIRPF (retención 1%) en el período impositivo 2015, y reducirá, para el resto de actividades a las que resulte de aplicación dicho artículo, la cuantía de la magnitud específica para su inclusión en el método de estimación objetiva.

-La reducción por rendimientos netos con un período de generación superior a dos años queda establecida en el 30% y configurada del modo siguiente:

Los rendimientos netos con un período de generación superior a dos años, así como aquéllos que se califiquen como obtenidos de forma notoriamente irregular en el tiempo, se reducirán en un 30%, cuando, en ambos casos, se imputen en un único período impositivo.

La cuantía del rendimiento neto sobre la que se aplicará la citada reducción no podrá superar el importe de 300.000 euros anuales.

No resultará de aplicación esta reducción a aquellos rendimientos que, aun cuando individualmente pudieran derivar de actuaciones desarrolladas a lo largo de un período que cumpliera los requisitos anteriormente indicados, procedan del ejercicio de una actividad económica que de forma regular o habitual obtenga este tipo de rendimientos.

-Minoración de los rendimientos por trabajadores autónomos dependientes:

Con la anterior normativa: La reducción aplicable podía variar, dependiendo de las circunstancias, entre 2.652 y 4.080 euros anuales con la posibilidad de aplicar deducciones adicionales de 3.264 o 7.242 euros anuales en los supuestos de contribuyentes con discapacidad.

Con la redacción actual se podrá practicar una reducción de 2.000 euros anuales que aumentará, dependiendo de las circunstancias, en hasta 3.700 euros anuales cuando los rendimientos netos de actividades económicas sean inferiores a 14.450 euros y en hasta 7.750 euros anuales cuando se trate de personas con discapacidad.

Además, con la redacción actual, cuando no se cumplan los requisitos para considerar que el contribuyente es un trabajador autónomo dependiente, los contribuyentes con rentas no exentas inferiores a 12.000 euros, incluidas las de la propia actividad económica, podrán reducir el rendimiento neto de las actividades económicas, dependiendo del importe de las rentas obtenidas, en una cuantía de hasta 1.620 euros anuales. (Esta reducción conjuntamente con la prevista para rendimientos del trabajo no podrá exceder de 3.700 euros).

SUPRIMIDA LA DEDUCCIÓN POR OBTENCIÓN DE RENDIMIENTOS DEL TRABAJO O DE ACTIVIDADES ECONÓMICAS

Se suprime la deducción regulada en la anterior normativa por obtención de rendimientos del trabajo o de actividades económicas y que tenía el siguiente contenido:

Los contribuyentes cuya base imponible era inferior a 12.000 euros anuales y que obtenían rendimientos del trabajo o rendimientos de actividades económicas podían deducir la siguiente cuantía:

a) Cuando la base imponible era igual o inferior a 8.000 euros anuales: 400 euros anuales.

b) cuando la base imponible estaba comprendida entre 8.000,01 y 12.000 euros anuales: 400 euros menos el resultado de multiplicar por 0,1 la diferencia entre la base imponible y 8.000 euros anuales.

PÁGINA SIGUIENTE

Si deseas contactar con nosotros puedes escribirnos apromocion@inviertoyahorro.com o seguirnos en:

Invierto y Ahorro en FacebookInvierto y Ahorro en Linkedin

© Invierto y Ahorro Aviso Legal