LA REFORMA FISCAL EN ESPAÑA DE 2015 Y 2016: NOVEDADES DE LA REFORMA FISCAL EN LA FISCALIDAD DE LOS PLANES DE PENSIONES Y OTROS SISTEMAS DE PREVISIÓN SOCIAL (REFORMA RAJOY 2015 - 2016)

Última actualización de este artículo: 19 de julio de 2016.

En esta sección, dedicada a la reforma fiscal de 2015 y 2016 (Reforma Rajoy 2015 - 2016), se ha tomado en consideración el conjunto normativo aprobado hasta el inicio de la XII legislatura (19 de julio de 2016). A partir de esta fecha se cierra esta sección y, por lo tanto, las sucesivas novedades se publicarán, como es habitual, en la sección de Noticias Actuales. Además, el resto de las secciones de la web, en las que se puede consultar la fiscalidad de los diferentes productos financieros, actividades empresariales, etc, continúan siendo actualizadas con regularidad por lo que si lo que se desea es consultar el estado actual de un producto financiero o la actualidad respecto de algún otro aspecto concreto se puede realizar accediendo a la sección correspondiente.

Respecto de la presente sección dedicada a la Reforma Rajoy empezaremos indicando que todos los aspectos tratados en esta sección deben considerarse ya aprobados y con entrada en vigor desde 1 de enero de 2015, salvo que expresamente se indique que su entrada en vigor tiene lugar en fecha distinta.

LIQUIDEZ DE LOS PLANES DE PENSIONES A LOS DIEZ AÑOS

Los partícipes de los planes de pensiones del sistema individual y asociado podrán disponer anticipadamente del importe de sus derechos consolidados correspondiente a aportaciones realizadas con al menos diez años de antigüedad. La percepción de los derechos consolidados en este supuesto será compatible con la realización de aportaciones a planes de pensiones para contingencias susceptibles de acaecer. Los partícipes de los planes de pensiones del sistema de empleo podrán disponer de los derechos consolidados correspondientes a las aportaciones y contribuciones empresariales realizadas con al menos diez años de antigüedad si así lo permite el compromiso y lo prevén las especificaciones del plan y con las condiciones o limitaciones que éstas establezcan en su caso.

En todo caso, las cantidades percibidas en los supuestos previstos en los párrafos anteriores se sujetarán al régimen fiscal establecido por la Ley para las prestaciones de los planes de pensiones.

A efectos de la previsión de la nueva normativa relativa a la disposición anticipada de derechos consolidados correspondientes a aportaciones a planes de pensiones realizadas con al menos diez años de antigüedad, los derechos derivados de aportaciones efectuadas hasta el 31 de diciembre de 2015, con los rendimientos correspondientes a las mismas, serán disponibles a partir del 1 de enero de 2025.

DISPOSICIÓN ANTICIPADA A LOS DIEZ AÑOS DE LOS DERECHOS ECONÓMICOS EN LOS SISTEMAS DE PREVISIÓN SOCIAL COMPLEMENTARIA ANÁLOGOS A LOS PLANES DE PENSIONES

Los derechos económicos de los asegurados o mutualistas derivados de primas, aportaciones y contribuciones abonadas a planes de previsión asegurados, planes de previsión social empresarial y contratos de seguro concertados con mutualidades de previsión social contemplados en el artículo 51 LIRPF, podrán hacerse efectivos anticipadamente cuando se correspondan con primas, aportaciones o contribuciones realizadas con al menos diez años de antigüedad en los mismos términos y condiciones establecidos para los planes de pensiones.

En el caso de los planes de previsión social empresarial y los concertados con mutualidades de previsión social para los trabajadores de las empresas, la disposición anticipada de derechos derivados de primas, aportaciones o contribuciones realizadas con al menos diez años de antigüedad será posible si así lo permite el compromiso y se prevé en la correspondiente póliza de seguro o reglamento de prestaciones. En el caso de que la entidad aseguradora cuente con inversiones afectas el derecho de disposición anticipada se valorará por el valor de mercado de los activos asignados.

A los efectos de la previsión de la nueva normativa de que los derechos económicos de los asegurados o mutualistas puedan hacerse efectivos anticipadamente cuando se correspondan con primas, aportaciones o contribuciones realizadas con al menos diez años de antigüedad y, en relación con los derechos económicos de los asegurados o mutualistas derivados de las primas, aportaciones y contribuciones abonadas con anterioridad a 1 de enero de 2016, a planes de previsión asegurados, planes de previsión social empresarial y contratos de seguro concertados con mutualidades de previsión social previstos en el artículo 51 de la Ley IRPF, a partir del 1 de enero de 2025, se podrán hacer efectivos los derechos económicos de los asegurados o mutualistas existentes a 31 de diciembre de 2015 con los rendimientos correspondientes o el valor de realización de los activos asignados.

PLANES DE PENSIONES. EMBARGOS

Con la normativa actual se establecía que “Los derechos consolidados del partícipe en un plan de pensiones no podrán ser objeto de embargo, traba judicial o administrativa, hasta el momento en que se cause el derecho a la prestación o en que se hagan efectivos en los supuestos de enfermedad grave o desempleo de larga duración”.

Con la nueva redacción se establece que “Los derechos consolidados del partícipe en un plan de pensiones no podrán ser objeto de embargo, traba judicial o administrativa, hasta el momento en que se cause el derecho a la prestación o en que sean disponibles en los supuestos de enfermedad grave o desempleo de larga duración o por corresponder a aportaciones realizadas con al menos diez años de antigüedad”.

PLANES DE PREVISIÓN ASEGURADOS. EMBARGOS

Con la normativa actual se establecía que “En particular, los derechos en un plan de previsión asegurado no podrán ser objeto de embargo, traba judicial o administrativa hasta el momento en que se cause el derecho a la prestación o en que se hagan efectivos en los supuestos de enfermedad grave o desempleo de larga duración”.

Con la nueva redacción se establece que “En particular, los derechos en un plan de previsión asegurado no podrán ser objeto de embargo, traba judicial o administrativa hasta el momento en que se cause el derecho a la prestación o en que sean disponibles en los supuestos de enfermedad grave, desempleo de larga duración o por corresponder a primas abonadas con al menos diez años de antigüedad”.

PRIMAS SEGUROS DEPENDENCIA

Las primas satisfechas a los seguros privados que cubran exclusivamente el riesgo de dependencia severa o de gran dependencia conforme a lo dispuesto en la Ley de promoción de la autonomía personal y atención a las personas en situación de dependencia siguen permitiendo reducir la base imponible general pero, ahora, con el límite conjunto para todas las personas que satisfagan primas a favor de un mismo contribuyente, incluidas las del propio contribuyente, de 8.000 euros anuales (antes de 10.000 euros anuales).

NUEVOS LÍMITES MÁXIMOS PARA REDUCCIONES POR APORTACIONES A SISTEMAS DE PREVISIÓN SOCIAL PROTEGIDOS (PLANES DE PENSIONES, PPA, ETC.)

Como límite máximo conjunto para las reducciones por las aportaciones realizadas a los sistemas de previsión social protegidos (planes de pensiones, mutualidades de previsión social, planes de previsión asegurados, planes de previsión social empresarial y seguros dependencia), se aplicará la menor de las cantidades siguientes:

a) El 30% de la suma de los rendimientos netos del trabajo y de actividades económicas percibidos individualmente en el ejercicio. Se suprime el porcentaje del 50% para contribuyentes mayores de 50 años.

b) 8.000 euros anuales. Con la anterior normativa este límite era de 10.000 euros anuales y, en el caso de contribuyentes mayores de 50 años, el límite que se consideraba era de 12.500 euros.

Además, 5.000 euros anuales para las primas a seguros colectivos de dependencia satisfechas por la empresa (este límite no se modifica).

APORTACIONES A SISTEMAS DE PREVISIÓN SOCIAL A FAVOR DE CÓNYUGES CON ESCASOS RENDIMIENTOS

Los contribuyentes cuyo cónyuge no obtenga rendimientos netos del trabajo ni de actividades económicas, o los obtenga en cuantía inferior a 8.000 euros anuales, podrán reducir en la base imponible las aportaciones realizadas a los sistemas de previsión social protegidos (planes de pensiones, mutualidades de previsión social, planes de previsión asegurados, planes de previsión social empresarial y seguros dependencia) de los que sea partícipe, mutualista o titular dicho cónyuge, con el límite máximo de 2.500 euros anuales (con la anterior normativa “con el límite máximo de 2.000 euros anuales”).

APORTACIONES REALIZADAS HASTA 31 DE DICIEMBRE DE 2006 A PLANES DE PENSIONES, MUTUALIDADES DE PREVISIÓN Y PLANES DE PREVISIÓN ASEGURADOS

Para las prestaciones derivadas de contingencias acaecidas a partir del 1 de enero de 2007, por la parte correspondiente a aportaciones realizadas hasta 31 de diciembre de 2006, los beneficiarios podrán continuar aplicando la reducción del 40% prevista en la Ley del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas vigente a 31 de diciembre de 2006. Ahora bien, la nueva normativa establece que este régimen únicamente podrá ser de aplicación, en su caso, a las prestaciones percibidas en el ejercicio en el que acaezca la contingencia correspondiente, o en los dos ejercicios siguientes. No obstante, en el caso de contingencias acaecidas en los ejercicios 2011 a 2014, el régimen transitorio solo podrá ser de aplicación, en su caso, a las prestaciones percibidas hasta la finalización del octavo ejercicio siguiente a aquel en el que acaeció la contingencia correspondiente. En el caso de contingencias acaecidas en los ejercicios 2010 o anteriores, el régimen transitorio solo podrá ser de aplicación, en su caso, a las prestaciones percibidas hasta el 31 de diciembre de 2018.

PÁGINA SIGUIENTE

Si deseas contactar con nosotros puedes escribirnos apromocion@inviertoyahorro.com o seguirnos en:

Invierto y Ahorro en FacebookInvierto y Ahorro en Linkedin

© Invierto y Ahorro Aviso Legal