FISCALIDAD DE LOS PRODUCTOS FINANCIEROS. ANÁLISIS INDIVIDUALIZADO Y COMPARADO DE LOS DIFERENTES PRODUCTOS FINANCIEROS

FISCALIDAD DE LOS SEGUROS. RENDIMIENTOS DE CAPITAL MOBILIARIO O RENDIMIENTOS DEL TRABAJO. UNIT LINK.

Última actualización de este artículo: 2 de diciembre de 2017.

0.- INTRODUCCIÓN

Se considerarán exentas, en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, las indemnizaciones por daños personales derivadas de contratos de seguro de accidentes, hasta la cuantía que resulte de aplicar, para el daño sufrido, el sistema para la valoración de los daños y perjuicios causados a las personas en accidentes de circulación. La exención no será aplicable en aquellos supuestos en los que las primas pagadas hubieran podido reducir la base imponible o hubieran podido ser consideradas como gasto deducible de actividades económicas.

Aquellas percepciones que no estén exentas, tributarán, con carácter general, como rendimientos del capital mobiliario salvo que se trate de seguros asumidos por la empresa en beneficio de los trabajadores.

1.- RENTAS VITALICIAS INMEDIATAS

Cuando las rentas vitalicias inmediatas, percibidas por personas físicas, no hayan sido adquiridas por herencia, legado o cualquier otro título sucesorio, se considerará rendimiento de capital mobiliario el resultado de aplicar a cada anualidad los porcentajes siguientes:

- 40%, cuando el perceptor tenga menos de 40 años.

- 35%, cuando el perceptor tenga entre 40 y 49 años.

- 28%, cuando el perceptor tenga entre 50 y 59 años.

- 24%, cuando el perceptor tenga entre 60 y 65 años.

- 20%, cuando el perceptor tenga entre 66 y 69 años.

- 8%, cuando el preceptor tenga más de 70 años.

Estos porcentajes serán los correspondientes a la edad del rentista en el momento de la constitución de la renta y permanecerán constantes durante toda la vigencia de la misma.

2.- RENTAS TEMPORALES INMEDIATAS

Cuando las rentas temporales inmediatas, percibidas por personas físicas, no hayan sido adquiridas por herencia, legado o cualquier otro título sucesorio, se considerará rendimiento del capital mobiliario el resultado de aplicar a cada anualidad los porcentajes siguientes:

- 12%, cuando la renta tenga una duración inferior o igual a 5 años.

- 16%, cuando la renta tenga una duración superior a 5 e inferior o igual a 10 años.

- 20%, cuando la renta tenga una duración superior a 10 e inferior o igual a 15 años.

- 25%, cuando la renta tenga una duración superior a 15 años.

3.- RENTAS DIFERIDAS (TEMPORALES Y VITALICIAS)

3.1 Cuando se perciban rentas diferidas, temporales o vitalicias, por personas físicas, que no hayan sido adquiridas por herencia, legado o cualquier otro título sucesorio, se considerará rendimiento del capital mobiliario el resultado de aplicar a cada anualidad el porcentaje que corresponda de los indicados anteriormente, incrementado en la rentabilidad obtenida hasta la constitución de la renta.

3.2 Cuando las rentas hayan sido adquiridas por personas físicas, por donación o cualquier otro negocio jurídico a título gratuito e inter vivos, el rendimiento del capital mobiliario será, exclusivamente, el resultado de aplicar a cada anualidad el porcentaje que corresponda de los indicados anteriormente.

3.3 Prestaciones por jubilación e invalidez percibidas en forma de renta por los beneficiarios, personas físicas, de contratos de seguro de vida o invalidez, y en los que no haya existido ningún tipo de movilización de las provisiones del contrato de seguro durante su vigencia, se integrarán en la base imponible del impuesto, en concepto de rendimientos del capital mobiliario, a partir del momento en que su cuantía exceda de las primas que hayan sido satisfechas en virtud del contrato o, en el caso de que la renta haya sido adquirida por donación o cualquier otro negocio jurídico a título gratuito e inter vivos, cuando excedan del valor actual actuarial de las rentas en el momento de la constitución de las mismas. En estos casos no serán de aplicación los porcentajes previstos anteriormente. Para la aplicación de este régimen será necesario que el contrato de seguro se haya concertado, al menos, con dos años de anterioridad a la fecha de jubilación.

4.- EXTINCIÓN DE LAS RENTAS TEMPORALES O VITALICIAS

En el supuesto de que dichas rentas, percibidas por personas físicas, no hayan sido adquiridas por herencia, legado o cualquier otro título sucesorio, y la extinción de la renta tenga su origen en el ejercicio del derecho de rescate, el rendimiento del capital mobiliario será el resultado de sumar al importe del rescate las rentas satisfechas hasta dicho momento y de restar las primas satisfechas y las cuantías que, de acuerdo con lo indicado anteriormente, hayan tributado como rendimientos del capital mobiliario.

Cuando las rentas hayan sido adquiridas por donación o cualquier otro negocio jurídico a título gratuito e inter vivos, se restará, adicionalmente, la rentabilidad acumulada hasta la constitución de las rentas.

5.- PERCEPCIONES DE CONTRATOS DE SEGURO DE VIDA RECIBIDAS EN FORMA DE CAPITAL. FISCALIDAD HASTA 31-12-2006

Los rendimientos derivados de percepciones de contratos de seguro de vida recibidos en forma de capital, por personas físicas, se reducían en los siguientes términos dependiendo del período de generación:

- Generados por primas de un período superior a 2 años: reducción del 40%.

- Generados por primas de un período superior a 5 años: reducción del 75%.

Como puede apreciarse para el inversor a medio-largo plazo el seguro se convertía en una vía con un importante atractivo fiscal. Así para los beneficios que correspondían a las primas que tenían una antigüedad superior a los 5 años, nos encontrábamos con la circunstancia de que un 75% de los beneficios obtenidos, quedaban libres de impuestos.

Además para aquellos contratos con una duración superior a 8 años y en los que el pago de las primas guardaba una periodicidad y regularidad suficiente se aplicaba una reducción del 75% sobre el rendimiento total obtenido y, por lo tanto, también sobre los beneficios que correspondían a las últimas primas pagadas. Esta reducción no se aplicaba a aquellos contratos formalizados antes del 31 de diciembre de 1.994.

Rescate parcial: En el caso del ejercicio del derecho de rescate parcial solo eran aplicables las reducciones a los rendimientos derivados de la primera de cada año natural. Esta reducción era compatible con la que procedía como consecuencia de la extinción del contrato. Por lo tanto, considerando que las reducciones se aplicaban tanto a las pérdidas como a los beneficios su cliente debería aplicar las reducciones en el primer rescate parcial y no en los posteriores del ejercicio (salvo extinción) de modo que en el supuesto de acumular beneficios o pérdidas se veía favorecido o perjudicado por la aplicación de esta regla fiscal.

Ejemplo 1. Tributación de seguros formalizados antes del 31 de diciembre de 1.994 y percibidos, por personas físicas, en forma de capital (hasta 31-12-2006):

1º.- Aplicábamos (prima a prima) las reducciones para antigüedades de más de dos años (40%), o más de 5 años (75%). No se podía aplicar la reducción sobre el rendimiento total por antigüedad superior a 8 años al tratarse de un seguro formalizado antes del 31 de diciembre de 1.994.

2º.- Aplicábamos los coeficientes reductores por antigüedad ganada hasta el 31 de diciembre de 1.996 (14,28% por cada año que exceda de 2).

3º.- El resultado se añadía a la parte general de la base imponible, tributando al tipo marginal que le corresponda al contribuyente y no al tipo fijo del 15%.

Ejemplo 2. Tributación de seguros formalizados desde el 31 de diciembre de 1.994 y percibidos, por personas físicas, en forma de capital (hasta 31-12-2006):

1º.- Aplicábamos (prima a prima) las reducciones para antigüedades de más de dos años (40%), o más de 5 años (75%). También se podía aplicar la reducción sobre el rendimiento total por antigüedad superior a 8 años al tratarse de un seguro formalizado desde el 31 de diciembre de 1.994.

2º.- El resultado se añadía a la parte general de la base imponible, tributando al tipo marginal que le correspondía al contribuyente y no al tipo fijo del 15%.

Cuadro resumen fiscalidad percepción de seguros de vida en forma de capital (hasta 31-12-2006):

FISCALIDAD SEGUROS PERCIBIDOS EN CAPITAL HASTA 31-12-2006
Reducción (Desde 01 de enero de 2003)
Primas antigüedad hasta 2 años0% (Prima a Prima)
Primas antigüedad superior a 2 años40% (Prima a Prima)
Primas antigüedad superior a 5 años75% (Prima a Prima)
Contratos antigüedad superior a 8 años75% (Sobre todo el contrato)

5. BIS. PERCEPCIONES DE CONTRATOS DE SEGURO DE VIDA RECIBIDAS EN FORMA DE CAPITAL. FISCALIDAD DESDE 01-01-2007.

Primero. Las primas satisfechas hasta 31-12-1994 podrán aplicar los coeficientes reductores por antigüedad ganados hasta 31-12-1996 (14,28%) pero sólo a la parte del rendimiento que se haya generado con anterioridad a 20-01-2006. Debe tomarse en consideración que desde 1 de enero de 2015 no se suprimen los coeficientes reductores por antigüedad ganada hasta el 31 de diciembre de 1.996 pero, desde 1 de enero de 2015, solo podrán aplicarse los coeficientes reductores a transmisiones hasta por un importe total de 400.000 euros. ATENCIÓN!! : Desde el 12 de julio de 2015 se modifica la normativa sobre retenciones y ahora se establece que únicamente se tendrá en consideración este aspecto por las entidades aseguradoras cuando el contribuyente lo comunique con anterioridad al momento en que nazca la obligación de retener por lo que, si todavía no ha alcanzado el límite total de 400.000 euros expresado anteriormente, y desea aplicar estos coeficientes reductores, recomendamos solicitar a la entidad aseguradora que sea tomado en cuenta en las retenciones para facilitar su posterior declaración.

Segundo. Desaparecen las reducciones del 40% y del 75% aplicables cuando las primas tenían una antigüedad superior a 2 o 5 años, respectivamente.

Tercero. Con motivo de la eliminación de las reducciones del 40% y del 75% se han aprobado compensaciones económicas, para aquellos contratos anteriores a 20-01-2006, durante los ejercicios 2007, 2008, 2009, 2010, 2011, 2012, 2013 y 2014, mediante el establecimiento de una deducción. En la actualidad, estas compensaciones ya han sido suprimidas y, por lo tanto, el ejercicio 2014 es el último año en el que podrán aplicarse estas compensaciones puesto que a partir del 2015 ya no se aprobarán nuevas compensaciones por este motivo.

Cuarto. El resultado se añadirá a la “Renta del Ahorro” tributando, desde 1 de enero de 2012, a la escala propia de la “Renta del Ahorro” (en 2015 del 19,50% al 23,50% y desde 1 de enero de 2016 del 19,00% al 23,00%).

Ejemplo 1. Tributación de seguros formalizados antes del 31 de diciembre de 1.994 y percibidos, por personas físicas, en forma de capital (desde 01-01-2007):

Invierto y Ahorro en Facebook para conocer las novedades fiscales en España 1º.- Aplicaremos los coeficientes reductores por antigüedad ganada hasta el 31 de diciembre de 1.996 (14,28% por cada año que exceda de 2) pero sólo a la parte del rendimiento que se haya generado con anterioridad a 20-01-2006. Debe tomarse en consideración que desde 1 de enero de 2015 no se suprimen los coeficientes reductores por antigüedad ganada hasta el 31 de diciembre de 1.996 pero, desde 1 de enero de 2015, solo podrán aplicarse los coeficientes reductores a transmisiones hasta por un importe total de 400.000 euros. ATENCIÓN!! : Desde el 12 de julio de 2015 se modifica la normativa sobre retenciones y ahora se establece que únicamente se tendrá en consideración este aspecto por las entidades aseguradoras cuando el contribuyente lo comunique con anterioridad al momento en que nazca la obligación de retener por lo que, si todavía no ha alcanzado el límite total de 400.000 euros expresado anteriormente, y desea aplicar estos coeficientes reductores, recomendamos solicitar a la entidad aseguradora que sea tomado en cuenta en las retenciones para facilitar su posterior declaración.

2º.- El resultado se añadirá a la “Renta del Ahorro” tributando, desde 1 de enero de 2012, a la escala propia de la “Renta del Ahorro” (en 2015 del 19,50% al 23,50% y desde 1 de enero de 2016 del 19,00% al 23,00%).

3º.- En el supuesto de que la nueva tributación sea más desfavorable para el contribuyente que la anterior normativa se compensará si el contrato de seguro ha sido formalizado con anterioridad al 20-01-2006 en el caso de que el seguro deba someterse a tributación en los ejercicios 2007 a 2014 puesto que, deberá tomarse en cuenta que, a partir del 2015, ya no se pueden aplicar compensaciones por este motivo.

Ejemplo 2. Tributación de seguros formalizados desde el 31 de diciembre de 1.994 y percibidos, por personas físicas, en forma de capital (desde 01-01-2007):

1º.- El resultado se añadirá a la “Renta del Ahorro” tributando, desde 1 de enero de 2012, a la escala propia de la “Renta del Ahorro” (en 2015 del 19,50% al 23,50% y desde 1 de enero de 2016 del 19,00% al 23,00%).

2º.- En el supuesto de que la nueva tributación sea más desfavorable para el contribuyente que la anterior normativa se compensará si el contrato de seguro ha sido formalizado con anterioridad al 20-01-2006 en el caso de que el seguro deba someterse a tributación en los ejercicios 2007 a 2014 puesto que, deberá tomarse en cuenta que, a partir del 2015, ya no se pueden aplicar compensaciones por este motivo.

6.- PERCEPCIONES DE CONTRATOS DE SEGURO DE VIDA RECIBIDAS EN FORMA DE CAPITAL POR INVALIDEZ

6.1. Hasta 31-12-2006:

6.1.1 En el caso de rendimientos derivados de prestaciones por invalidez cualificada (invalidez con un grado de minusvalía igual o superior al 65 por 100), percibidas por personas físicas en forma de capital, se reducían en un 75 por 100.

6.1.2 Los rendimientos derivados de prestaciones por invalidez no cualificadas, que sean percibidas en forma de capital por los beneficiarios (personas físicas) de contratos de seguro, se reducían en un 40 por 100.

6.1.3 La reducción aplicable era del 75 por 100 cuando las prestaciones por invalidez, percibidas por personas físicas en forma de capital, derivaban de contratos de seguros concertados con más de 8 años de antigüedad, siempre que las primas satisfechas a lo largo de la duración del contrato guardasen una periodicidad y regularidad suficientes.

Cuadro resumen fiscalidad percepción de seguros de vida en forma de capital por invalidez (hasta 31-12-2006):

FISCALIDAD SEGUROS PERCIBIDOS EN CAPITAL POR INVALIDEZ HASTA 31-12-2006
Reducción (Desde 01 de enero de 2003)
Minusvalía no cualificada40%
Minusvalía cualificada75%
Más de 8 años75%

6.2. Desde 01-01-2007:

Desaparecen las reducciones del 40% y del 75%. Con motivo de la eliminación de estas reducciones del 40% y del 75% se han aprobado compensaciones económicas, para aquellos contratos anteriores a 20-01-2006, durante los ejercicios 2007, 2008, 2009, 2010, 2011, 2012, 2013 y 2014, mediante el establecimiento de una deducción. Ahora bien, en la actualidad, estas compensaciones ya han sido suprimidas y, por lo tanto, el ejercicio 2014 es el último año en el que podrán aplicar estas compensaciones puesto que a partir del 2015 ya no se aprobarán nuevas compensaciones por este motivo.

7.- PERCEPCIONES DE CONTRATOS DE SEGURO DE VIDA SUSCRITO POR LA EMPRESA A FAVOR DE LOS TRABAJADORES

Se trata de aquellos supuestos en que la empresa (persona física o jurídica) suscribe contratos de seguro de vida a favor de sus empleados (personas físicas) a los que imputa dichos seguros y además la empresa no aparece como beneficiaria del contrato de seguro. En primer lugar debe de indicarse que en este caso siempre se tratará de rendimientos del trabajo y que dicho rendimiento del trabajo estará constituido por la diferencia entre la cantidad percibida y las primas imputadas fiscalmente por la empresa (también restarán las aportaciones directamente realizadas por el trabajador si las hubiere).

7.1. Hasta 31-12-2006:

7.1.1 Los rendimientos del trabajo derivados de prestaciones de jubilación de estos contratos de seguros colectivos, percibidos en forma de capital, se reducían en los siguientes términos:

- Por los que correspondían a primas satisfechas con más de dos años de antelación a la fecha en que se percibían: 40%.

- Por los que correspondían a primas satisfechas con más de cinco años de antelación a la fecha en que se percibían: 75%.

- Por contratos con más de 8 años de antigüedad: La reducción del 75 por 100 resultaba aplicable al rendimiento total derivado de prestaciones de estos contratos que se percibían en forma de capital, transcurridos más de ocho años desde el pago de la primera prima, siempre que las primas satisfechas a lo largo de la duración del contrato guardasen una periodicidad y regularidad suficientes.

- Cuando las aportaciones efectuadas por los empresarios no habían sido imputadas a las personas a quienes se vinculaban las prestaciones: La reducción aplicable era del 40% para las prestaciones de jubilación correspondientes a las primas satisfechas con más de dos años de antelación a la fecha en que se percibían.

7.1.2 En el caso de rendimientos (del trabajo) derivados de prestaciones por invalidez se aplicaban las reducciones que se indican a continuación:

- En el caso de rendimientos derivados de prestaciones por invalidez, se aplicaba una reducción del 75%, a las indemnizaciones por invalidez cualificada (invalidez con un grado de minusvalía igual o superior al 65%), percibidas en forma de capital, por los beneficiarios de estos contratos de seguros colectivos.

- La reducción era del 40%, en el caso de rendimientos derivados de estas prestaciones por invalidez, cuando no se cumplían los requisitos de invalidez exigidos para aplicar la reducción del 75 por ciento.

-La reducción aplicable era del 75% cuando las prestaciones por invalidez derivasen de contratos de seguros concertados con más de 8 años de antigüedad, siempre que las primas satisfechas a lo largo de la duración del contrato guardasen una periodicidad y regularidad suficientes.

- Cuando se tratase de prestaciones por invalidez derivadas de estos contratos de seguros colectivos, en los que las aportaciones efectuadas por los empresarios no habían sido imputadas a las personas a quienes se vinculasen las prestaciones, la reducción aplicable era, en todo caso, del 40%.

7.2. Desde 01-01-2007:

Se eliminan las reducciones del 40% y 75% pero para las prestaciones derivadas de contingencias acaecidas a partir de 1 de enero de 2007, correspondientes a seguros colectivos contratados con anterioridad a 20 de enero de 2006, podrá aplicarse el régimen fiscal vigente a 31 de diciembre de 2006. Este régimen será sólo aplicable a la parte de la prestación correspondiente a las primas satisfechas hasta 31 de diciembre de 2006, así como las primas ordinarias previstas en la póliza original satisfechas con posterioridad a esta fecha.

Así mismo, los contratos de seguro colectivo que instrumentan la exteriorización de compromisos por pensiones pactadas en convenios colectivos de ámbito supraempresarial bajo la denominación «premios de jubilación » u otras, que consistan en una prestación pagadera por una sola vez en el momento del cese por jubilación, suscritos antes de 31 de diciembre de 2006, podrán aplicar el régimen fiscal vigente a 31 de diciembre de 2006.

Debe tomarse en cuenta que este es un régimen transitorio y que únicamente podrá ser de aplicación, en su caso, a las prestaciones percibidas en el ejercicio en el que acaezca la contingencia correspondiente, o en los dos ejercicios siguientes. No obstante, en el caso de contingencias acaecidas en los ejercicios 2011 a 2014, el régimen transitorio solo podrá ser de aplicación, en su caso, a las prestaciones percibidas hasta la finalización del octavo ejercicio siguiente a aquel en el que acaeció la contingencia correspondiente y; en el caso de contingencias acaecidas en los ejercicios 2010 o anteriores, el régimen transitorio solo podrá ser de aplicación, en su caso, a las prestaciones percibidas hasta el 31 de diciembre de 2018.

8.- PERSONA CONTRATANTE DISTINTA A BENEFICIARIO (IMPUESTO SOBRE SUCESIONES Y DONACIONES)

8.1 Estará sometido al Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones la percepción de cantidades por los beneficiarios de contratos de seguros sobre la vida, cuando el contratante (persona física o jurídica) sea persona distinta del beneficiario (persona física), salvo los suscritos por la empresa a favor de los trabajadores a que se refiere el punto 4.7 anterior.

Tendrán la consideración de negocios jurídicos gratuitos e «inter vivos», además de la donación, el contrato de seguro sobre la vida, para caso de sobrevivencia del asegurado y el contrato individual de seguro para caso de fallecimiento del asegurado que sea persona distinta del contratante, cuando en uno y otro caso el beneficiario sea persona distinta del contratante. Aplicándose, por lo tanto, las reglas correspondientes al Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones por adquisiciones inter vivos.

Tratándose de seguros de fallecimiento y tomador del seguro sea la misma persona que el asegurado, cuando además la persona contratante sea distinta a la del beneficiario se aplicarán las reglas correspondientes al Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones por adquisiciones mortis causa.

8.2. Obligados al pago. En estos casos será el beneficiario quien estará obligado al pago del Impuesto a título de contribuyente.

8.3 Responsables subsidiarios. Serán subsidiariamente responsables del pago del Impuesto, en las entregas de cantidades a quienes resulten beneficiarios como herederos o designados en los contratos, las Entidades de Seguros que efectúen el pago.

Por ello, las Entidades de Seguros no podrán efectuar la liquidación y pago de los seguros concertados sobre la vida de una persona a menos que se justifique haber presentado a liquidación la documentación correspondiente o, en su caso, el ingreso de la autoliquidación practicada.

A estos efectos los beneficiarios podrán solicitar que se practique una liquidación parcial del Impuesto a los solos efectos de cobrar los seguros sobre la vida.

8.4. Base imponible.- En los seguros sobre la vida la base imponible estará constituida por las cantidades percibidas por el beneficiario.

Las cantidades percibidas por razón de seguros sobre la vida se liquidarán acumulando su importe al del resto de los bienes y derechos que integran la porción hereditaria del beneficiario cuando el causante sea, a su vez, el contratante del seguro individual o el asegurado en el seguro colectivo.

Fallecimiento del contratante. Reducciones. Con independencia de las reducciones que puedan proceder con carácter general, se aplicará una reducción del 100 por 100 con un límite de 9.195,49 euros, a las cantidades percibidas por los beneficiarios de contratos de seguros sobre la vida, cuando su parentesco con el contratante fallecido sea el de cónyuge, ascendiente, descendiente, adoptante o adoptado. En los seguros colectivos o contratados por las empresas en favor de sus empleados se estará al grado de parentesco entre el asegurado fallecido y el beneficiario. La reducción será única por contribuyente, cualquiera que fuese el número de contratos de seguros de vida de los que sea beneficiario.

8.5. Tarifa. La tarifa es progresiva y oscila entre un máximo del 34% y un mínimo del 7,65%. Además la tributación todavía podría ser superior según el grado de parentesco con el fallecido. Aunque algunas Comunidades Autónomas han eliminado o reducido considerablemente este impuesto.

8.6 Devengo por fallecimiento. En las adquisiciones por causa de muerte y en la percepción de cantidades, cualquiera que sea su modalidad, por los beneficiarios de contratos de seguro sobre la vida para caso de muerte del asegurado, el Impuesto se devengará el día del fallecimiento del causante o del asegurado, o cuando adquiera firmeza la declaración de fallecimiento del ausente.

Devengo por donación. En las adquisiciones por donación o por otros negocios jurídicos lucrativos e inter vivos, el impuesto se devengará el día en que se cause el acto o contrato, entendiéndose por tal, cuando se trate de la adquisición de cantidades por el beneficiario de un seguro sobre la vida para caso de sobrevivencia del contratante o del asegurado, aquél en que la primera o única cantidad a percibir sea exigible por el beneficiario.

8.7. Plazos de presentación a liquidación por fallecimiento. Cuando se trate de adquisiciones por causa de muerte, incluidas las de los beneficiarios de contratos de seguro de vida, el plazo será de seis meses, contados desde el día del fallecimiento del causante o desde aquel en que adquiera firmeza la declaración de fallecimiento.

Plazos de presentación a liquidación por otros seguros. En los demás supuestos, el plazo será de 30 días hábiles, a contar desde el siguiente a aquel en que se cause el acto o contrato (aunque cada Comunidad Autónoma puede regular este aspecto y, por ejemplo en Aragón el plazo es de un mes).

8.8. Supuestos de no tributación. No se someterán a tributación en el Impuesto de Sucesiones las cantidades percibidas de seguros de vida que traigan causa en actos de terrorismo, así como en servicios prestados en misiones internacionales humanitarias o de paz de carácter público, independientemente de la cuantía percibida y siendo extensible a todos los posibles beneficiarios.

9.- FRACCIONAMIENTO PAGO IMPUESTO SUCESIONES EN SEGUROS SOBRE LA VIDA

9.1. SUPUESTO DE APLICACIÓN. Podrá fraccionarse el pago del impuesto en los seguros sobre la vida en los que el causante sea a su vez el contratante del seguro individual, o el asegurado en el seguro colectivo, y cuyo importe se perciba en forma de renta (vitalicia o temporal).

9.2. OBTENCIÓN DE LA CUOTA DERIVADA DE LA PERCEPCIÓN EN FORMA DE RENTA DE CONTRATOS DE SEGURO SOBRE LA VIDA

9.2.1º El contribuyente acumulará al resto de bienes y derechos que integran su porción hereditaria el valor actual de dicha renta (temporal o vitalicia).

9.2.2º Obtendrá la parte de la Cuota del impuesto que corresponde al seguro aplicando el tipo medio al valor actual de la renta. A estos efectos se tomará en cuenta el valor actual que corresponda a la renta sometida a tributación, esto es después de aplicar la reducción del 100 por 100 con el límite de 9.195,49 euros, a las cantidades percibidas por contratos de seguros sobre la vida, cuando su parentesco con el contratante fallecido sea el de cónyuge, ascendiente, descendiente, adoptante o adoptado (en los seguros colectivos o contratados por las empresas en favor de sus empleados se estará al grado de parentesco entre el asegurado fallecido y el beneficiario).

9.3. PERÍODO EN EL QUE SE FRACCIONARÁ EL PAGO DEL IMPUESTO. La cuota del impuesto que corresponda al seguro se fraccionará, a solicitud del beneficiario, en el número de años en los que perciba la renta, si la renta fuera temporal, o en un número máximo de quince años si fuere vitalicia. El pago anual fraccionado se ingresará dentro del mes de enero siguiente a la percepción íntegra de cada anualidad de renta.

9.4. CONDICIONES DEL APLAZAMIENTO. Este aplazamiento no exigirá la constitución de ningún tipo de caución y tampoco devengará ningún tipo de interés.

9.5. EXTINCIÓN DE LA RENTA. Por la extinción de la renta dejarán de ser exigibles los pagos fraccionados pendientes y solo podrá exigirse el pago que corresponda a la anualidad de renta efectivamente percibida y pendiente de ingreso.

9.6. EJERCICIO DEL DERECHO DE RESCATE. En el supuesto de ejercitarse el derecho de rescate se exigirán la totalidad de los pagos fraccionados pendientes que deberán ingresarse durante los 30 días siguientes al ejercicio de este derecho.

9.7. RESPONSABILIDAD SUBSIDIARIA DE LAS ENTIDADES DE SEGUROS

Debe tomarse en consideración que las entidades de seguros son responsables subsidiarias del pago del impuesto de sucesiones y donaciones en las entregas de cantidades a quienes resulten beneficiarios como herederos o designados en los contratos de seguro.

Pues bien, la responsabilidad subsidiaria de las entidades de seguros se extingue en relación con el primer pago fraccionado cuando el beneficiario acredite la obtención del fraccionamiento.

El mantenimiento de la extinción de la responsabilidad exige la acreditación ante la entidad de seguros del ingreso del pago fraccionado correspondiente a cada anualidad de renta.

En el supuesto del ejercicio del derecho de rescate: Las entidades de seguros podrán exigir la presentación de una certificación (expedida por la correspondiente Administración Tributaria) sobre el importe del impuesto que está pendiente de pago, a los efectos de conocer la cuantía de su responsabilidad subsidiaria y, en su caso, poder entregar a los beneficiarios cheque bancario, expedido a nombre de la Administración tributaria acreedora del impuesto, cuyo exclusivo fin sea el pago del Impuesto.

10.- PERSONA JURÍDICA BENEFICIARIA DE UN CONTRATO DE SEGURO

Dado que la persona jurídica estaría sometida al Impuesto sobre Sociedades debería incluir los rendimientos derivados de esta operación en su declaración del Impuesto sobre Sociedades sin poder aplicar ninguna reducción. Debe señalarse que no resultaban aplicables las reducciones (40% y 75% para antigüedades de 2 y 5 años) ya que dichas reducciones solamente eran aplicables en el ámbito del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas y por lo tanto, nunca han existido compensaciones por este motivo en el Impuesto sobre Sociedades.

11.- UNIT LINK

Los Unit Link son contratos de seguro que vinculan su inversión a Fondos de Inversión u otros activos (excepto inmuebles). El inversor podrá cambiar de Fondo de Inversión o de activos con total libertad (decisión que corresponde al inversor y no a la Compañía de Seguros).

En un principio existieron ciertas dudas sobre la fiscalidad de este producto, sin embargo, con efectos desde uno de enero de 2000 se reguló el tratamiento fiscal de los “Unit Linked” con mayor precisión. A continuación se expone la fiscalidad de este producto diferenciando entre inversor sometido al Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (Persona Física) o inversores sometidos al Impuesto sobre Sociedades (Personas Jurídicas).

11.1 – La tributación del unit linked en IRPF (personas físicas):

Se reconoce, de modo expreso, que las percepciones derivadas de seguros en los que el tomador asume el riesgo de la inversión (Unit Linked) tributarán del mismo modo que un seguro de vida en el momento de su percepción, sin soportar tributación alguna al efectuar los cambios de inversión que desee el titular. De este modo, en el momento en que el inversor rescate su seguro se producirá la tributación que corresponda conforme a las reglas fiscales de tributación de los seguros expuestas en este apartado, tributando, por lo tanto, por IRPF como rendimientos del capital mobiliario y por el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones cuando el contratante sea una persona distinta del beneficiario.

11.1.1 - Ahora bien para poder asimilar un “Unit Linked” a un seguro de vida y disfrutar de su favorable tratamiento fiscal será preciso que se cumplan los requisitos que se indican a continuación:

Grupo Fiscalidad Productos Financieros en LInkedin de Invierto y Ahorro Primero. Composición de la inversión: El tomador o el asegurado podrá elegir entre:

• Instituciones de Inversión Colectiva predeterminadas en el contrato.

• Conjuntos de activos, predeterminados en el contrato y reflejados de modo separado en el balance de la entidad aseguradora que deberán cumplir con las siguientes condiciones:

1º La elección de los activos que integrarán cada uno de los conjuntos de activos (“cestas de activos”) corresponde a la entidad aseguradora quien estará vinculada, únicamente, a criterios generales predeterminados sobre perfil de riesgo del conjunto de los activos u otras circunstancias objetivas.

2º En general, la aseguradora tiene cierta amplitud para decidir el tipo de activo a elegir pero nunca podrá invertir en bienes inmuebles ni en derechos reales inmobiliarios.

3º El tomador únicamente tiene facultad de elegir, entre los distintos conjuntos de activos; pero en ningún caso podrá intervenir en la determinación de los activos concretos que componen cada conjunto ya que dicha decisión corresponde a la entidad aseguradora.

Segundo. Capacidad de opción. El tomador o asegurado podrá elegir entre un número predeterminado de instituciones de inversión colectiva o conjuntos separados de activos (desde uno de enero de 2003 desaparece el límite máximo de 10).

Tercero. Generalidad y productos estándar. En ningún caso podrán realizarse especificaciones singulares para cada tomador o asegurado.

Cuarto. Permanencia. Las condiciones indicadas anteriormente deberán permanecer durante toda la vigencia del contrato.

11.1.2 - Aquellos contratos que no reúnan los requisitos indicados anteriormente tributarán del siguiente modo: Se considerará como rendimiento anual, a incluir en la declaración IRPF de cada ejercicio, la diferencia entre el valor liquidativo de los activos afectos a la póliza al final y al principio de cada ejercicio. Los importes que sean imputados anualmente se utilizarán para minorar el rendimiento obtenido cuando se rescate la inversión.

11.2.- La tributación del unit linked en el impuesto sobre sociedades (personas jurídicas):

En el caso de las personas jurídicas deberán siempre integrar en su correspondiente declaración por Impuesto sobre Sociedades de cada ejercicio, la diferencia entre el valor liquidativo de los activos afectos a la póliza al final y al principio del ejercicio. Por lo tanto, no se difiere el pago del impuesto al momento de la percepción del rendimiento del seguro. Únicamente quedan exceptuados de esta regla los seguros que instrumenten compromisos por pensiones asumidos por las empresas en virtud de la legislación vigente al respecto. Una vez se perciban los correspondientes rendimientos las rentas que hubieran sido imputadas (ejercicio a ejercicio) disminuirán el rendimiento sometido a tributación en el ejercicio de la percepción.

12.- RENDIMIENTOS DERIVADOS DE SEGUROS CUYO BENEFICIARIO ES EL ACREEDOR HIPOTECARIO

Las rentas derivadas de la prestación por la contingencia de incapacidad cubierta en un seguro, cuando sea percibida por el acreedor hipotecario del contribuyente como beneficiario del mismo, con la obligación de amortizar total o parcialmente la deuda hipotecaria del contribuyente, tendrán el mismo tratamiento fiscal que el que hubiera correspondido de ser el beneficiario el propio contribuyente. No obstante, estas rentas en ningún caso se someterán a retención. A estos efectos, el acreedor hipotecario deberá ser una entidad de crédito, u otra entidad que, de manera profesional realice la actividad de concesión de préstamos o créditos hipotecarios.

PÁGINA SIGUIENTE

Si deseas contactar con nosotros puedes escribirnos apromocion@inviertoyahorro.com o seguirnos en:

Invierto y Ahorro en FacebookInvierto y Ahorro en Linkedin

© Invierto y Ahorro Aviso Legal