FISCALIDAD DE LOS PRODUCTOS FINANCIEROS. ANÁLISIS INDIVIDUALIZADO Y COMPARADO DE LOS DIFERENTES PRODUCTOS FINANCIEROS

Última actualización de este artículo: 2 de diciembre de 2017.

EL PATRIMONIO PROTEGIDO DE LAS PERSONAS CON DISCAPACIDAD Y SU TRATAMIENTO FISCAL

1.- DEFINICIÓN PATRIMONIO PROTEGIDO DE LAS PERSONAS CON DISCAPACIDAD

Con la finalidad de favorecer la aportación a título gratuito de bienes y derechos al patrimonio de las personas con discapacidad y de establecer mecanismos adecuados para garantizar la vinculación de dichos bienes y derechos, así como de las rentas obtenidas de dichos bienes y derechos, a la satisfacción de las necesidades vitales de los titulares de dicho patrimonio se aprobó y publicó la Ley de protección patrimonial de las personas con discapacidad.

Estos bienes y derechos constituirán el patrimonio especialmente protegido de las personas con discapacidad a cuyos efectos se establecen unos mecanismos concretos de administración y supervisión. Este patrimonio protegido tendrá como beneficiario, exclusivamente a la persona en cuyo interés se constituya, que será su titular, teniendo en cuenta que únicamente tendrán la consideración de personas con discapacidad las que se indican a continuación:

- Las afectadas por una discapacidad psíquica igual o superior al 33 por ciento.

- Las afectadas por una discapacidad física o sensorial igual o superior al 65 por ciento.

Las aportaciones pueden ser tanto de dinero como de otros bienes (aportaciones no dinerarias). Con la finalidad de simplificar la exposición de esta figura, en el resto de este documento, se hará referencia exclusivamente a aportaciones dinerarias.

2.- ENTRADA EN VIGOR DEL TRATAMIENTO FISCAL

A continuación se expone el tratamiento fiscal de las aportaciones a patrimonios protegidos de las personas discapacitadas cuya entrada en vigor tuvo efectos para los períodos impositivos que se iniciaron a partir del 1 de enero de 2004.

3.- REDUCCIONES POR APORTACIONES EFECTUADAS POR PERSONAS FÍSICAS A PATRIMONIOS PROTEGIDOS DE PERSONAS DISCAPACITADAS

Invierto y Ahorro en Facebook para conocer las novedades fiscales en España Las aportaciones al patrimonio protegido del discapacitado efectuadas por las personas que tengan con el discapacitado una relación de parentesco en línea directa o colateral hasta el tercer grado inclusive, así como por el cónyuge del discapacitado o por aquellos que lo tuviesen a su cargo en régimen de tutela o acogimiento, darán derecho a reducir la base imponible del aportante, con el límite máximo de 10.000 euros anuales. A tener en cuenta que el conjunto de las reducciones practicadas por todas las personas que efectúen aportaciones a favor de un mismo patrimonio protegido no podrá exceder de 24.250 euros, por lo que si concurrieran aportaciones superiores a dicho importe se minorarán de forma proporcional.

En todo caso, las aportaciones que excedan los límites indicados anteriormente, o cuando no proceda la reducción por insuficiencia de base imponible, tendrán derecho a reducir la base imponible en los cuatro períodos impositivos siguientes.

Téngase en cuenta que las aportaciones efectuadas por el propio contribuyente discapacitado titular del patrimonio protegido no darán derecho a reducción.

4.- TRATAMIENTO FISCAL PARA EL CONTRIBUYENTE DISCAPACITADO DE LAS APORTACIONES REALIZADAS AL PATRIMONIO PROTEGIDO

4.1.- EQUIPARACIÓN A RENDIMIENTOS DEL TRABAJO, DONACIÓN O SUCESIONES

Para el contribuyente discapacitado tendrán la consideración de rendimientos del trabajo aquellas aportaciones que no superen los límites que se indican a continuación:

- Cuando los aportantes sean contribuyentes del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas hasta el límite de 10.000 euros anuales por aportante y de 24.250 euros anuales en conjunto.

- Cuando los aportantes sean sujetos pasivos del Impuesto sobre Sociedades hasta el límite de 10.000 euros anuales siempre que hayan sido gasto deducible en el Impuesto sobre Sociedades.

- A tener en cuenta que estos límites se computan por separado.

Grupo Fiscalidad Productos Financieros en LInkedin de Invierto y Ahorro Por aquellas cuantías que superen los límites indicados anteriormente deberá someterse a tributación por el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones.

4.2.- TRIBUTACIÓN APORTACIONES REALIZADAS AL PATRIMONIO PROTEGIDO

Rendimientos del trabajo. Aquellas aportaciones que sean consideradas como rendimientos del trabajo se integrarán en la base imponible del contribuyente discapacitado titular del patrimonio protegido. Ahora bien, solamente se integrará por aquella parte que exceda de tres veces el indicador público de renta de efectos múltiples (en el ejercicio 2015 dicha cuantía es el resultado de 7.455,14 x 3 = 22.365,42 euros).

Sucesiones y Donaciones. Por aquellas aportaciones que no sean consideradas como rendimientos del trabajo deberá liquidarse el Impuesto de Sucesiones y Donaciones que corresponda.

5.- DISPOSICIÓN DE CUALQUIER BIEN O DERECHO APORTADO AL PATRIMONIO PROTEGIDO

La disposición de cualquier bien o derecho aportado al patrimonio protegido de la persona con discapacidad efectuada en el período impositivo en que se realiza la aportación o en los cuatro siguientes tendrá las siguientes consecuencias fiscales:

Si el aportante fue un contribuyente del Impuesto sobre la renta de las personas físicas, deberá reponer las reducciones en la base imponible indebidamente practicadas mediante la presentación de la oportuna autoliquidación complementaria con inclusión de los intereses de demora que procedan.

El titular del patrimonio protegido que recibió la aportación deberá integrar en la base imponible la parte de la aportación recibida que hubiera dejado de integrar en el período impositivo en que recibió la aportación como consecuencia de la exención indicada anteriormente, mediante la presentación de la oportuna autoliquidación complementaria con inclusión de los intereses de demora que procedan.

No se aplicará lo dispuesto en este apartado en caso de fallecimiento del titular del patrimonio protegido o del aportante.

En todo caso, y en consonancia con la finalidad propia de los patrimonios protegidos de satisfacción de las necesidades vitales de sus titulares, con los mismos bienes y derechos en él integrados, así como con sus frutos, productos y rendimientos, no se considerarán actos de disposición el gasto de dinero y el consumo de bienes fungibles integrados en el patrimonio protegido, cuando se hagan para atender las necesidades vitales de la persona beneficiaria.

PÁGINA SIGUIENTE

Si deseas contactar con nosotros puedes escribirnos apromocion@inviertoyahorro.com o seguirnos en:

Invierto y Ahorro en FacebookInvierto y Ahorro en Linkedin

© Invierto y Ahorro Aviso Legal