FISCALIDAD DE LOS PRODUCTOS FINANCIEROS EN EL ÁMBITO DE LAS ACTIVIDADES EMPRESARIALES Y PROFESIONALES

PRÉSTAMO, LEASING Y RENTING: COMPARACIÓN LEGAL Y FISCAL

1. INTRODUCCIÓN

A continuación se pueden encontrar diferentes aspectos relativos al préstamo, leasing y renting a los efectos de poder exponer una amplia comparación que permita su mejor conocimiento y adecuada elección de la fórmula más favorable.

2 COMPONENTES PARA SU DEFINICIÓN

PRÉSTAMO:

-El inversor deberá pagar unas cuotas periódicas en las que están incluidos los intereses devengados hasta la fecha y la parte de devolución o amortización de dicho préstamo que corresponda en función del plazo de tiempo que se haya pactado (el plazo de tiempo puede elegirse con total libertad).

-El inversor no recibe ningún servicio adicional por parte de la entidad de crédito que le concede el préstamo.

-El bien adquirido puede destinarse a cualquier fin que desee el interesado.

LEASING:

-El inversor deberá pagar unas cuotas periódicas en las que están incluidos los intereses devengados hasta la fecha y la parte de recuperación o coste del bien o amortización que corresponda en función del plazo de tiempo que se haya pactado (debe ser como mínimo de 2 años para muebles y de 10 para inmuebles o establecimientos industriales). Además, el importe anual de la parte de las cuotas de arrendamiento financiero que corresponde a la recuperación del coste del bien deberá permanecer igual o tener carácter creciente a lo largo del período contractual.

-Normalmente el inversor no recibirá ningún servicio adicional por parte de la entidad de leasing.

-El bien adquirido habrá de quedar afectado, por el usuario, únicamente a sus explotaciones agrícolas, pesqueras, industriales, comerciales, artesanales, de servicios o profesionales.

-El contrato de arrendamiento financiero incluirá necesariamente, a su término, una opción de compra en favor del usuario.

RENTING:

-La empresa de renting cobrará unas cuotas en donde quedan repercutidas la práctica totalidad de los costes derivados de la utilización del bien. Así en el caso de vehículos, la entidad de renting quedaría encargada de gestionar la adquisición del vehículo, seguros, mantenimiento y cualquier otro servicio relacionado con el vehículo.

3 PROPIEDAD DEL BIEN

PRÉSTAMO:

En este caso el propio contratante será el propietario del bien.

LEASING:

En el supuesto de utilizar la fórmula de leasing el verdadero propietario del bien es la entidad de leasing y no el contratante. Aunque el contratante tiene una opción de compra que le podrá permitir adquirir el bien financiado por leasing. En algunos supuestos los tribunales han estimado que en realidad se trata de una compraventa a plazos y que, por lo tanto, el verdadero propietario es el contratante.

RENTING:

En este caso la propietaria es la compañía de renting. El contratante tendrá derecho a usar el bien conforme se haya establecido en el contrato de renting.

4 FISCALIDAD DIRECTA (IRPF E IMPUESTO SOBRE SOCIEDADES)

4.A). PRÉSTAMO:

4.A).1 Carga financiera:

4.A)1.1 En el Impuesto sobre Sociedades es un gasto deducible.

4.A)1.2 En IRPF, estimación directa normal es un gasto deducible.

4.A)1.3 En IRPF, estimación directa simplificada es un gasto deducible.

4.A)1.4 En IRPF, estimación objetiva por módulos no es un gasto deducible.

4.A).2 Cuotas de arrendamiento (siempre que estén referidas a elementos susceptibles de ser amortizados, así y, a modo de ejemplo, los solares no son susceptibles de amortización):

4.A).2.1 En el Impuesto sobre Sociedades: Se atiende al valor de adquisición del bien financiado y sobre dicho valor se aplican las amortizaciones que correspondan. Para empresas de reducida dimensión (ventas anuales inferior a 10 millones de euros desde el 1 de enero de 2011) el coeficiente de amortización puede multiplicarse por 2 en el supuesto de elementos nuevos e incluso, en determinadas circunstancias (incremento de plantilla, escaso valor o reinversión) podrían realizarse mayores amortizaciones.

4.A).2.2 En IRPF, estimación directa normal: Se actuará igual que se ha expuesto en el Impuesto sobre Sociedades.

4.A).2.3 En IRPF, estimación directa simplificada: Se actuará igual que se ha expuesto en el Impuesto sobre Sociedades teniendo en cuenta que existe una tabla específica de amortización para aquellos contribuyentes que tributen por esta modalidad. Además debe indicarse que sí se puede aplicar el régimen especial reconocido para las empresas de reducida dimensión, por lo que sí podrá aplicarse una amortización superior a la que resulte de la simple aplicación de las tablas.

4.A).2.4 En IRPF, estimación objetiva por módulos: Se actuará igual que se ha expuesto en el Impuesto sobre Sociedades teniendo en cuenta que existe una tabla específica de amortización para aquellos contribuyentes que tributen por esta modalidad. Además debe indicarse que no se puede aplicar el régimen especial reconocido para las empresas de reducida dimensión, por lo que no podrá aplicarse una amortización superior a la que resulte de la simple aplicación de las tablas.

4.A.2.5 NOTAS ESPECIALES SOBRE AMORTIZACIONES:

PARA LAS INVERSIONES DESDE 1 DE ENERO DE 2011 HASTA 30 DE MARZO DE 2012: Las inversiones en elementos nuevos del inmovilizado material y de las inversiones inmobiliarias afectos a actividades económicas, puestos a disposición del sujeto pasivo, personas físicas o jurídicas, entre el 1 de enero de 2011 y el 30 de marzo de 2012, podrán ser amortizadas libremente. La deducción no estará condicionada a su imputación contable en la cuenta de pérdidas y ganancias. Este régimen también se aplicará a dichas inversiones realizadas mediante contratos de leasing por sujetos pasivos que determinen su base imponible por el régimen de estimación directa, a condición de que se ejercite la opción de compra.

PARA LOS EJERCICIOS 2013 Y 2014: En el caso de empresas con cifra de negocios superior a 10 millones de euros la amortización contable del inmovilizado material, intangible y de las inversiones inmobiliarias correspondiente a los períodos impositivos que se inicien dentro de los años 2013 y 2014, se deducirá en la base imponible hasta el 70 por ciento de aquella que hubiera resultado fiscalmente deducible de no aplicarse el referido porcentaje. Esta limitación resultará igualmente de aplicación en relación con la amortización que hubiera resultado fiscalmente deducible con motivo de contratos de leasing. La amortización contable que no resulte fiscalmente deducible en virtud de lo dispuesto en esta norma se deducirá de forma lineal durante un plazo de 10 años u opcionalmente durante la vida útil del elemento patrimonial, a partir del primer período impositivo que se inicie dentro del año 2015.

LIBERTAD DE AMORTIZACIÓN: Nuestra normativa admite varios supuestos de libertad de amortización, así cabe destacar:

- Los supuestos contemplados en el artículo 11.2 de la LIS (activos mineros, elementos afectos a actividades de I+D, etc.)

- Los supuestos previstos para empresas de reducida dimensión (vinculados al incremento de la plantilla media o por tratarse de inversiones de escaso valor –inferior a 12.020,24 euros por período impositivo-)

4.B). LEASING:

4.B).1. Carga financiera:

4.B).1.1 En el Impuesto sobre Sociedades es un gasto deducible.

4.B).1.2 En IRPF, estimación directa normal es un gasto deducible.

4.B).1.3 En IRPF, estimación directa simplificada es un gasto deducible.

4.B).1.4 En IRPF, estimación objetiva por módulos no es un gasto deducible.

4.B).2 Cuotas de arrendamiento (siempre que estén referidas a elementos susceptibles de ser amortizados, así y, a modo de ejemplo, los solares no son susceptibles de amortización):

4.B).2.1 En el Impuesto sobre Sociedades: Tienen el carácter de deducible siempre y cuando no excedan del duplo de la cuota de amortización que hubiera resultado con la modalidad de préstamo. Así en la modalidad de préstamo se atiende al valor de adquisición del bien financiado y sobre dicho valor se aplican las amortizaciones que correspondan teniendo en cuenta que para empresas de reducida dimensión (ventas anuales inferior a 10 millones de euros desde el 1 de enero de 2011) el coeficiente de amortización puede multiplicarse por 2 en el supuesto de elementos nuevos e incluso, en determinadas circunstancias (incremento de plantilla, escaso valor o reinversión) podrían realizarse mayores amortizaciones. Pues bien, en la modalidad de leasing, al poder aplicar las cuotas de arrendamiento como gasto, hasta el límite del doble de las cuotas que hubieran resultado, significará que en el caso de empresas de reducida dimensión pueden llegar a aplicarse amortizaciones equivalentes al cuádruple de las tablas de cotización oficiales. 1 (tablas oficiales) X 2 (empresas reducida dimensión) X 2 (Ventajas Leasing) = 4 (cuádruple tablas oficiales). Las cuotas que excedan de estos importes podrán ser deducidas en los ejercicios posteriores.

4.B).2.2. En IRPF, estimación directa normal: Se actuará igual que se ha expuesto en el Impuesto sobre Sociedades.

4.B).2.3 En IRPF, estimación directa simplificada: Se actuará igual que se ha expuesto en el Impuesto sobre Sociedades teniendo en cuenta que existe una tabla específica de amortización para aquellos contribuyentes que tributen por esta modalidad.

4.B).2.4 En IRPF, estimación objetiva por módulos: Cuando no existan dudas razonables de que se ejercitará la opción de compra, podrá deducirse fiscalmente, como gasto de amortización, el resultado de aplicar el coeficiente que corresponda, según la naturaleza del bien y en función de la tabla especial aprobada por Hacienda, sobre el valor al contado del bien (con independencia del importe y duración de las cuotas del leasing). No se puede aplicar el régimen especial reconocido para las empresas de reducida dimensión, por lo que no podrá aplicarse una amortización superior a la que resulte de la simple aplicación de las tablas. Como puede observarse el tratamiento fiscal, para los contribuyentes acogidos a esta modalidad, es similar al que se hubiera dado en el supuesto de que el cliente hubiera optado por un préstamo o por la adquisición al contado en lugar de la fórmula del leasing.

4.B.2.5 NOTAS ESPECIALES SOBRE AMORTIZACIONES:

PARA LAS INVERSIONES DESDE 1 DE ENERO DE 2011 HASTA 30 DE MARZO DE 2012: Las inversiones en elementos nuevos del inmovilizado material y de las inversiones inmobiliarias afectos a actividades económicas, puestos a disposición del sujeto pasivo, personas físicas o jurídicas, entre el 1 de enero de 2011 y el 30 de marzo de 2012, podrán ser amortizadas libremente. La deducción no estará condicionada a su imputación contable en la cuenta de pérdidas y ganancias. Este régimen también se aplicará a dichas inversiones realizadas mediante contratos de leasing por sujetos pasivos que determinen su base imponible por el régimen de estimación directa, a condición de que se ejercite la opción de compra.

PARA LOS EJERCICIOS 2013 Y 2014: En el caso de empresas con cifra de negocios superior a 10 millones de euros la amortización contable del inmovilizado material, intangible y de las inversiones inmobiliarias correspondiente a los períodos impositivos que se inicien dentro de los años 2013 y 2014, se deducirá en la base imponible hasta el 70 por ciento de aquella que hubiera resultado fiscalmente deducible de no aplicarse el referido porcentaje. Esta limitación resultará igualmente de aplicación en relación con la amortización que hubiera resultado fiscalmente deducible con motivo de contratos de leasing. La amortización contable que no resulte fiscalmente deducible en virtud de lo dispuesto en esta norma se deducirá de forma lineal durante un plazo de 10 años u opcionalmente durante la vida útil del elemento patrimonial, a partir del primer período impositivo que se inicie dentro del año 2015.

LIBERTAD DE AMORTIZACIÓN: Nuestra normativa admite varios supuestos de libertad de amortización, así cabe destacar:

- Los supuestos contemplados en el artículo 11.2 de la LIS (activos mineros, elementos afectos a actividades de I+D, etc.)

- Los supuestos previstos para empresas de reducida dimensión (vinculados al incremento de la plantilla media o por tratarse de inversiones de escaso valor –inferior a 12.020,24 euros por período impositivo-)

NOTA SOBRE LA RENOGOCIACIÓN DE OPERACIONES DE LEASING: La Ley 16/2013 extiende la posibilidad de renegociar contratos de leasing a los periodos 2012, 2013, 2014 y 2015 (antes solo incluía los periodos 2009, 2010 y 2011). Así con carácter general el régimen fiscal especial del leasing en el Impuesto sobre Sociedades exige que el importe anual de la parte de las cuotas de arrendamiento financiero correspondiente a la recuperación del coste del bien deberá permanecer igual o tener carácter creciente a lo largo del período contractual; pues bien, ahora dicho requisito no será exigido en los contratos de arrendamiento financiero vigentes cuyos períodos anuales de duración se inicien dentro de los años 2009, 2010, 2011, 2012, 2013, 2014 y 2015.

4.C). RENTING:

Total Cuota Satisfecha:

En el Impuesto sobre Sociedades es un gasto deducible.

En IRPF, estimación directa normal es un gasto deducible.

En IRPF, estimación directa simplificada es un gasto deducible.

En IRPF, estimación objetiva por módulos no es un gasto deducible.

En aquellos supuestos en que las operaciones de renting sean calificadas como arrendamiento financiero se aplicará un régimen distinto, consistente, básicamente, en considerar como gasto deducible el importe de las amortizaciones que correspondan al bien arrendado y los intereses asociados a dicho arrendamiento siempre que permita su deducción el régimen de tributación del cliente (los intereses no podrán deducirse cuando el cliente tribute en IRPF por estimación objetiva).

5 CUADRO RESUMEN COMPARADO FISCALIDAD DIRECTA

CUADRO RESUMEN FISCALIDAD DIRECTA
I.SOCIED.D.NORMALD.SIMPLIF.MÓDULOS
PRÉSTAMO
Carga financiera1110
Cuota arrendamiento2221
LEASING
Carga financiera1110
Cuota arrendamiento4441
RENTING
Total cuota satisfecha1110

Este cuadro indica el grado de rapidez con el que se puede deducir el gasto en una PYME. Cuanto mayor sea el número mayor será el grado de rapidez en la consideración fiscal del gasto. Cuando se indica 0 expresa que no es un gasto fiscalmente deducible. Debe indicarse que el cuadro considera que el % de amortización es el mismo independientemente del contribuyente; sin embargo, esta circunstancia no es completamente cierta ya que en estimación directa simplificada y en módulos existen tablas específicas de amortización.

Además tomando en consideración aquellos casos en los que se pueda aplicar la amortización libre, el anterior cuadro mostraría el siguiente resultado:

CUADRO RESUMEN FISCALIDAD DIRECTA CON AMORTIZACIÓN LIBRE
I.SOCIED.D.NORMALD.SIMPLIF.MÓDULOS
PRÉSTAMO
Carga financieraTODOTODOTODONADA
Cuota arrendamientoLIBRELIBRELIBRELIBRE
LEASING
Carga financieraTODOTODOTODONADA
Cuota arrendamientoLIBRELIBRELIBRELIBRE
RENTING
Total cuota satisfechaTODOTODOTODONADA

Por último debería tomarse en consideración la limitación a las amortizaciones establecida, para los ejercicios 2013 y 2014, a las empresas con cifras de negocios superior a 10 millones de euros pero, en definitiva, se puede concluir que, con la vigente normativa, se produce una práctica neutralidad fiscal, en el ámbito de la imposición directa, para las tres fórmulas (préstamo, leasing y renting), excepto en el supuesto de que el contribuyente tribute por estimación objetiva (módulos); aunque, eso sí, el leasing, con carácter general, permitirá imputar fiscalmente con más rapidez los gastos derivados de la operación.

En conclusión se pueden obtener las siguientes recomendaciones:

-Excepto para acogidos a módulos todas las opciones permiten imputar todos los gastos y la única diferencia consiste en el grado de rapidez con el que se imputarán fiscalmente dichos gastos. Si su empresa espera obtener importantes beneficios será más adecuado utilizar el leasing para acelerar sus gastos pero si su empresa no esperar importantes beneficios o incluso espera obtener pérdidas es preferible evitar el leasing.

-Para empresarios acogidos a módulos: Es preferible evitar el renting y optar por el préstamo o el leasing.

6 FISCALIDAD INDIRECTA (IMPUESTO SOBRE EL VALOR AÑADIDO –IVA-)

PRÉSTAMO: El Impuesto sobre el Valor Añadido (o Transmisiones Patrimoniales, en su caso) se devengará en su integridad en el momento de la adquisición. Por otro lado, el IVA soportado podrá ser deducido por el adquirente en la medida que esté acogido a un régimen de IVA que permita la deducción. En el supuesto de que la operación haya resultado gravada por Transmisiones Patrimoniales Onerosas deberá de tenerse en cuenta que el pago del tributo no podrá recuperarse sino que constará como mayor valor del inmovilizado.

LEASING: Las cuotas de Leasing, que incluyen capital e intereses, están sujetas al pago del I.V.A. No obstante, en cualquier momento en la vida de la operación, y mediante el compromiso por anticipado del ejercicio de la opción de compra, (es decir, el compromiso de compra al vencimiento del contrato por parte del cliente a la entidad financiera del bien que está siendo arrendado -este compromiso se puede realizar incluso en el momento de la firma del contrato-), el cliente puede pagar anticipadamente este impuesto, ahorrándose en este caso el I.V.A. de los intereses pendientes de cobro de toda la operación, (dado que el I.V.A. se repercute sobre la totalidad de la cuota, no sólo sobre el capital amortizado, sino también por los intereses). Por otro lado, el IVA soportado podrá ser deducido por el adquirente en la medida que esté acogido a un régimen de IVA que permita la deducción.

RENTING: El IVA se aplicará sobre cada una de las cuotas, en atención al valor de las mismas, excluyendo, en su caso, el importe de los suplidos. Por otro lado, el IVA soportado podrá ser deducido por el adquirente en la medida que esté acogido a un régimen de IVA que permita la deducción. El devengo del IVA en operaciones de Renting se determina por las reglas de devengo de los arrendamientos y, en general, de las operaciones de tracto sucesivo o continuado; por lo tanto, el devengo tendrá lugar en el momento en que resulte exigible la parte del precio que comprenda cada percepción, aunque, no obstante, cuando no se haya pactado precio o cuando, habiéndose pactado, no se haya determinado el momento de su exigibilidad, o la misma se haya establecido con una periodicidad superior a un año natural, el devengo del Impuesto se producirá a 31 de diciembre de cada año por la parte proporcional correspondiente al periodo transcurrido desde el inicio de la operación, o desde el anterior devengo, hasta la citada fecha (En el supuesto de que se originen pagos anticipados anteriores a la realización del hecho imponible el IVA se devengará en el momento del cobro total o parcial del precio por los importes efectivamente percibidos).

PÁGINA SIGUIENTE

Si deseas contactar con nosotros puedes escribirnos apromocion@inviertoyahorro.com o seguirnos en:

Invierto y Ahorro en FacebookInvierto y Ahorro en Linkedin

© Invierto y Ahorro Aviso Legal